10 causas de retraso menstrual

10 causas de retraso menstrual

Cuando tu periodo se retrasa pueden suceder dos cosas, que te preocupe muchísimo o que no te parezca nada fuera de lo normal porque ya estás acostumbrada a estos retrasos. Pero siempre es súper importante entender cómo es un ciclo regular y cuáles son los factores que provocan un desajuste, para que estés alerta de los posibles focos rojos.

Aquí te indicamos algunas causas de retraso menstrual.

1) Embarazo

Si tuviste relaciones, especialmente si no usaste protección, el retraso puede ser síntoma de un embarazo. Para salir de dudas, a partir del séptimo día de retraso, puedes hacerte un análisis de sangre y claro, es recomendable que visites a tu ginecólogo para una revisión.

2) Cálculo erróneo

Debes recordar que un periodo menstrual regular es el que se presenta mes con mes, no necesariamente en la misma fecha. Es decir, debe llegar cada 28 a 30 días, con una duración de 3 a 7 días.

Para identificar que estos parámetros sean normales, es importante que lleves un registro del inicio y final de cada uno de tus periodos, así como de su duración. Pues a veces la duda puede ser causada sólo por un cálculo erróneo.

3) Estrés

Si estás en época de exámenes, tienes que hacer una exposición muy importante o si estás atravesando por un momento difícil a nivel personal, ¡el estrés también puede causar que tu periodo se retrase! Esto porque la tensión llega a provocar que se liberen hormonas, que a su vez interfieren con aquellas involucradas en tu ciclo menstrual.

4) Edad

Después de tener tu primer periodo, los ciclos menstruales son irregulares porque tu sistema hormonal aún no ha madurado. Esto puede durar hasta 2 años.

Por otro lado, alrededor de los 39 años, puedes notar que tus periodos son más cortos, que se retrasan o que hay meses en los que no aparecen, esta es la fase previa a la menopausia, conocida como peri-menopausia, una etapa que representa la transición de la edad reproductiva a la no reproductiva.

5) Medicamentos

Si estás bajo tratamiento, existen medicamentos que pueden alterar tu ciclo menstrual. Esto sucede, por ejemplo, con los anticonceptivos hormonales. Recuerda que al momento de elegir un método anticonceptivo, debes hacerlo bajo la supervisión de un especialista, para que te indique lo más adecuado para ti y te dé seguimiento.

6) Lactancia

Cuando estás en la etapa de lactancia materna, tu cuerpo produce prolactina, una hormona que estimula la secreción de la leche, pero que también puede provocar retrasos en el periodo o la ausencia del mismo, pues causa una disminución en la producción de otras hormonas. Pero cada cuerpo es distinto, por lo que es importante estar en constante seguimiento con tu ginecólogo.

7) Enfermedades

Los quistes o desequilibrios hormonales como el Síndrome de ovario poloquístico (SOP), pueden provocar amenorrea (ausencia de la menstruación) o retrasos en tu periodo. Pero no te preocupes, una vez que existe un diagnóstico, tu médico puede darte un tratamiento oportuno.

8) Tu reloj biológico

Los cambios bruscos de horarios afectan tu reloj biológico, lo que a su vez puede alterar tu ciclo menstrual. Por ejemplo, los cambios de horarios al viajar, cambiar de turno en el trabajo, dormir poco, etc.

9) Cambios drásticos de peso

Los cambios en el nivel de grasa de tu cuerpo, pueden modificar sus niveles de estrógeno, lo que a su vez afecta la ovulación y como consecuencia, puede causar alteraciones en tu ciclo menstrual. Esto se puede contrarrestar al volver a tu peso normal, con un estilo de vida saludable.

10) Actividad física intensa

Si bien es cierto que el ejercicio tiene múltiples beneficios para tu cuerpo, incluso en esos días, la actividad intensa puede ocasionar algunas disfunciones en el ciclo menstrual, especialmente cuando se combina con otros factores como dieta extrema. Por eso es básico que si practicas algún ejercicio o actividad de alto rendimiento, lo hagas bajo la supervisión de un especialista y que tengas otros hábitos saludables como descansar adecuadamente.

La mejor forma de detectar cualquier irregularidad es escuchar a tu cuerpo y llevar un registro de tus periodos, para que identifiques los patrones normales de tu ciclo. Ante cualquier anomalía, recuerda consultar a tu ginecólogo, para que te revise y te trate oportunamente.

Comparte
Pregúntale a la Experta