¿Cómo debo limpiar mi Zona V?

¿Cómo debo limpiar mi Zona V?

Nuestra Zona V es delicada, no sólo porque es muy sensible sino también porque es más propensa a conservar humedad, lo que puede ocasionar el desarrollo de bacterias. Aunque es cierto que cuenta con su propio ecosistema que la ayuda a mantenerse equilibrada, lo más recomendable es seguir una rutina de higiene íntima para que este balance no se rompa.

Pero, ¿cómo debemos limpiarla?

En cualquier rutina de limpieza que te venga a la mente (cara, cabello, etc) no basta sólo con usar agua para eliminar la suciedad, ¡lo mismo aplica para tu Zona V! Existen productos que están formulados especialmente para proteger esta área y no afectar sus propiedades.

  • Al bañarte: Usa el Jabón Íntimo Saba al darte un baño para iniciar tu día o después del gym, por ejemplo.  Humedece la piel de tu Zona V, aplica un poco de producto sobre la palma de tu mano y lava de forma externa, de adelante hacia atrás, después enjuaga con abundante agua. No olvides secar muy bien esta zona después de bañarte, para evitar una acumulación excesiva de humedad, eso sí, hazlo sólo con golpecitos suaves para evitar irritarte o lastimarte.
  • Después de ir al baño: Cuando lo consideres necesario, puedes usar tus Toallitas Húmedas Saba para limpiar tu Zona V después de ir al baño, esto evitará que se acumule suciedad en esta área. Recuerda que debes limpiar tu zona íntima de adelante hacia atrás, para evitar el traslado de gérmenes.
  • En esos días: También puedes usar las Toallitas Húmedas Saba durante tu periodo,  por ejemplo, para limpiar tus manos antes y después de hacer el cambio de tu tampón,  y/o­­­ para eliminar de tu Zona V la humedad ocasionada por el flujo de tu periodo.
  • Para el flujo: Sabemos que ensuciar tu ropa interior favorita puede ser incómodo, para evitarlo, puedes usar tus Protectores Diarios Saba, que te ayudarán a mantener tu Zona V libre de humedad o incluso en los días de flujo más ligero al final de tu periodo. Sólo recuerda que debes cambiarlos máximo cada 4 horas.

Ojo, la limpieza tampoco debe ser excesiva, pues recurrir a métodos como las duchas vaginales para tu limpieza diaria, puede tener el efecto contrario y eliminar los microorganismos que mantienen sana tu Zona V. En realidad, ningún producto que implique un “lavado interno” o con ingredientes comunes, es recomendable.

Como parte de tu higiene, también debes estar atenta a cualquier flujo u olor extraños, para consultar a tu ginecólogo y tratarte oportunamente, en caso de ser necesario.

Estos consejos te ayudarán a sentirte limpia y cómoda todos los días en cualquier situación, el empaque de las toallitas es muy práctico para guardarlas en tu bolsa y, también puedes llevar contigo los protectores diarios que necesites, gracias a sus sobrecitos individuales.

Por sus ingredientes de origen natural, son seguros para usarlos todos los días. Sólo recuerda seguir las instrucciones y recomendaciones impresas en cada empaque.

¡Ahora ya sabes lo que necesitas para armar tu kit y seguir tu rutina de higiene íntima!

Comparte
Pregúntale a la Experta