Conoce los tipos de fluidos de tu Zona V.

Conoce los tipos de fluidos de tu Zona V.

Saba te informa.

Si bien, pueden ser nuestra parte menos favorita de la Zona V, los fluidos tienen una utilidad en nuestra zona íntima. Los fluidos vaginales son secreciones que se producen en las glándulas que se encuentran dentro de la vagina y el cuello uterino, estas sirven para mantener los órganos reproductivos limpios y saludables al eliminar las células y las bacterias.

Estos fluidos pueden tener también otro propósito, informarnos sobre posibles enfermedades. Cuando estos cambian de color y huelen de forma inusual, nuestro cuerpo podría estarnos alertando de problemas en nuestra salud.

Un fluido saludable suele ser claro, de color amarillo pálido o blanco lechoso dependiendo de la etapa en la que se encuentre tu ciclo menstrual. Este presenta un olor muy leve, cuando estás ovulando puede volverse un tanto transparente y pesado.

Sin embargo, si tu descarga es de color amarillo verdoso y / o huele mal, estos podrían ser signos de una infección. La picazón, la sangre en el fluido o un aumento repentino en la cantidad también pueden significar un problema. Si notas alguno de estos signos, debes consultar a tu médico ya que podrías tener una infección.

Los fluidos también puede cambiar en diferentes momentos de su vida. Puedes notar que tu descarga aumenta cuando estás ovulando, amamantando o estimulada sexualmente. También puedes notar un cambio en su olor si estás embarazada.

Las mujeres que ya entraron a la menopausia normalmente tienen un flujo vaginal mínimo como resultado de niveles más bajos de estrógeno. Muy ocasionalmente, el flujo vaginal después de la menopausia puede ser un signo de una enfermedad grave, como ciertos tipos de cáncer, por lo que si vienen acompañados de dolor, es esencial consultar a tu médico o ginecólogo.

Al igual que cuidas todos los aspectos de tu menstruación, debes organizarte y prepararte para mantener tu Zona V saludable. Usa protectores diarios para proteger tu ropa de la humedad de los fluidos, y asegúrate de tener siempre en tu bolsa, en el cajón de tu escritorio.

Comparte
Pregúntale a la Experta