Contra el Virus del Papiloma Humano

Contra el Virus del Papiloma Humano

Cualquier persona con actividad sexual vive bajo el riesgo de contraer el Virus de Papiloma Humano, precursor del cáncer cervicouterino. Muchas personas infectadas no tienen signos ni síntomas, por lo cual pueden transmitirlo sin siquiera saberlo.

“De hecho, este virus es más frecuente de lo que se cree, ya que más del 50% de las mujeres y hombres sexualmente activos se infectarán con el VPH durante su vida”, Asociación Mexicana de Infectología y Microbiología Clínica.

En el momento en que la mujer se infecta con ciertos tipos de VPH de alto riesgo y no elimina la infección, explica, pueden aparecer células anormales en el revestimiento del cuello uterino, las cuales, si no se detectan oportunamente con el Papanicolaou y son tratadas, pueden convertirse en lesiones cervicouterinas pre-cancerosas y luego, posiblemente, en cáncer.

El cáncer cervicouterino no se desarrolla repentinamente, sino que las células cervicales normales se desarrollan gradualmente en células pre-cancerosas y posteriormente en cáncer, una enfermedad grave y potencialmente mortal.

Prueba superada

La Sociedad Americana del Cáncer recomienda a las mujeres de 30 años o más, cuyos exámenes de Papanicolaou hayan arrojado resultados normales durante 3 años, someterse a la prueba cada 2 o 3 años. Las mujeres de más de 70 años, cuyos exámenes hayan sido normales tres veces seguidas, sin ningún resultado anormal en 10 años y sin nuevos riesgos para cáncer cervical (como una nueva pareja sexual), pueden optar por prescindir de la detección para cáncer cervical.

El Papanicolaou revisa una muestra de las células cervicales y las pone bajo el microscopio, para detectar anomalías que pudieran derivar en cáncer.

¿Y tú ya te hiciste el Papanicolaou?

Comparte
Pregúntale a la Experta