¿Qué es el cuidado íntimo diario?

¿Qué es el cuidado íntimo diario?

Saba te informa.

Cuando se trata de higiene femenina y cuidado íntimo, tu Zona V se refiere al área de la piel que comienza debajo del ombligo, donde comienza y termina el crecimiento del vello púbico entre los muslos (pero no dentro de la vagina).

La piel de tu Zona V requiere cuidados especiales porque, al igual que su cara, es un área delicada que debe mantenerse con una limpieza sensible. El impacto de factores como la sudoración, el aseo y la humedad convierte a la higiene y la limpieza en algo extremadamente importante.

Una parte importante de tu Zona V es la vulva (o los genitales externos), que abarca los pliegues protectores de los labios mayores, los labios menores, el clítoris y la abertura vaginal. También hay glándulas sebáceas y vello púbico. Estas son áreas donde el sudor y la descarga pueden acumularse.

Por supuesto, la parte interna de la Zona V está destinada a estar mojada. Los fluidos que producimos naturalmente la mantiene húmeda, limpia y con el nivel de pH correcto para proteger las bacterias buenas, que mantienen saludable el área íntima.

Pero aunque la humedad es normal, una rutina íntima regular es esencial para evitar los olores, ya que las bacterias no saludables pueden acumularse pronto. Además, la humedad del sudor puede causar erupciones, picazón e infecciones bacterianas o fúngicas. Entonces, usar un jabón íntimo regularmente es vital.

A lo largo de la vida de una mujer hay varios factores que pueden afectar la salud de su Zona V. Ser sexualmente activo, usar ciertos anticonceptivos, dar a luz y la menopausia pueden hacer que una mujer sea propensa a diferentes tipos de irritaciones, infecciones y descargas anormales.

Para proteger la Zona V de las infecciones y mantener el área limpia y cómoda, puedes seguir estos consejos para el cuidado íntimo diario:

– Evita el uso regular de jabones perfumados y jabones corporales, pero lava dos veces al día con un jabón íntimo.
– Límpiate después de cada visita al baño usando toallitas húmedas.

– Mantén el vello púbico recortado.

– Usa protectores diarios para mantener el área fresca y limpia.

Tener una dieta sana y equilibrada también es importante. Al limitar la ingesta de levadura y azúcar además de tomar mucha agua, no solo reducirá las posibilidades de contraer infecciones de la zona V, sino que te sentirás bien.

Comparte
Pregúntale a la Experta