¿Es normal tener flujo vaginal durante el embarazo?

¿Es normal tener flujo vaginal durante el embarazo?

El embarazo se caracteriza por múltiples cambios a nivel hormonal, lo que a su vez causa un aumento en el flujo vaginal. Se considera normal y es provocado por una congestión de la mucosa vaginal, por lo que puede ser más abundante comparado con el que tiene una mujer no embarazada, además de que puede ser un poco más blanco que el normal.

El flujo durante esta etapa se considera un efecto protector que previene el ascenso de bacterias hacia el feto que está creciendo. Este moco que continuamente humedece los genitales es el recambio del moco cervical que constituye el tapón mucoso del cuello uterino.

La secreción vaginal contiene agua, moco, grasa (por las glándulas sebáceas), células cervicovaginales, glóbulos blancos, anticuerpos y bacterias (lactobacillus acidofilus) en balance para mantener sana la Zona V, lo cual explica por qué las duchas vaginales son tan dañinas. Durante el embarazo y fuera de él están absolutamente prohibidas.

El flujo se produce en el cuello uterino en un 80% y en menor grado en las glándulas parauretrales de Skene y las vulvovestibulares de Bartholino que están situadas en la región vulvar, es decir, en la parte externa de la Zona V. La vagina no tiene glándulas pero se humedece por el filtrado de líquido desde sus capas más profundas, esto explica porque sigue húmeda aún cuando se retiren quirúrgicamente el cuello uterino y las glándulas de Bartholino.

¿Como puedo identificar una infección vaginal?

Generalmente el flujo es blanquecino, sin mal olor, su consistencia es líquida y no causa ni ardor ni comezón, en cuyo caso no provoca problemas a la madre ni al bebé.

Pero debe ser tratado de inmediato si cambia de color y viene acompañado de síntomas como irritación, comezón o ardor, ya que puede provocar una amenaza de aborto antes de las 20 semanas de gestación o amenaza de parto prematuro con ruptura de membranas amnióticas después de las 20 semanas de embarazo. Si este es el caso, es importante acudir a consulta para tratar la infección con óvulos vaginales o cremas vaginales, que son muy efectivas y evitarán poner en riesgo el embarazo.

¿Qué debo hacer para mantener mi Zona V saludable?

  • Es recomendable usar protectores diarios, cambiándolos como mínimo 3 veces al día, para evitar malos olores y humedad.
  • El uso de jabón íntimo específico para la zona íntima es básico, ya que ayuda a mantener un pH vaginal adecuado con un menor riesgo de infección.
  • También es muy importante evitar el uso de ropa ajustada, para permitir que haya una ventilación adecuada en la zona V.

Como puedes darte cuenta el flujo durante el embarazo es normal. En cuanto más cuidadosas seamos con la salud ginecológica mejores resultados en salud y embarazo se tendrán, lo importante es saber detectar cambios anormales y acudir a revisión médica oportuna para evitar complicaciones.

Aquí te compartimos más información sobre cómo mantener una rutina de higiene íntima durante el embarazo.

Comparte
Pregúntale a la Experta