Infecciones recurrentes en la Zona V

Infecciones recurrentes en la Zona V

Saba te informa.

Las infecciones de la Zona V presentan sintomatología variada como dolor al orinar, polaquiuria (aumento en el aumento de veces en ir al baño), comezón vulvar, dispareunia (dolor en las relaciones sexuales) y leucorrea (flujo vaginal). Resulta muy difícil distinguir dichas infecciones entre sí, solo con base en la sintomatología, por eso es necesario fundamentarse en la exploración y el estudio microbiológico para establecer el diagnóstico.

La mayoría de las infecciones son debidas a cambios en el pH vaginal el cual recordemos es ácido de 4.5 -5, cuando este pH se altera y se vuelve básico las células de defensa vaginal disminuyen y se presentan las infecciones, también influye la humedad vaginal, la zona V es un área que no esta expuesta y que es blanco predilecto para infecciones micóticas. Existen un grupo de infecciones por transmisión sexual originadas por patógenos como chlamydia, mycoplasma y neisseria gonorrhoeae; muchas veces estas infecciones no causan sintomatología pero si daño en la pelvis a largo plazo, como inflamación de las salpinges, adherencias pélvicas, abscesos (enfermedad pélvica inflamatoria) y que si no se da un tratamiento adecuado y oportuno puede llegar a causar infertilidad en las pacientes, es importante realizar cultivos vaginales específicos para diagnosticar estos gérmenes.

Para establecer el diagnóstico se requiere una exploración física completa, un exudado vaginal y cultivos específicos.

Las tres causas más frecuentes de infección vulvovaginal son la vaginitis por Trichomonas vaginalis, vaginitis candidiásica y la vaginosis bacteriana (VB). Estas dos últimas infecciones no suelen tener el carácter de enfermedad de transmisión sexual (ETS).

Generalmente, la vaginitis se identifica por síntomas como picor, ardor al orinar, enrojecimiento, flujo espeso y maloliente y, en ocasiones, dolor vaginal (que se presenta especialmente durante el coito), y sangrado leve. Se distinguen diversos tipos de vaginitis (inflamación o infección de la vagina) atendiendo a los factores causales como reacción alérgica o irritación por uso de productos como desodorantes íntimos, jabones perfumados, preservativos, espermicidas, prendas íntimas confeccionadas con tejidos sintéticos. Hongos, como la especie Cándida o bacterias como Chlamydia que se contagia mediante el contacto sexual con personas infectadas.

Los virus también se transmiten por vía sexual, como el herpes simple y son causa de infecciones vaginales.

¿Cómo podemos prevenir las infecciones?

  1. Tener una alimentación adecuada es fundamental en la prevención de cualquier enfermedad, ya que se refuerzan las defensas del organismo.
  2. Utilizar ropa interior de algodón, ya que este material contribuye a mantener seca la zona genital.
  3. Usar prendas holgadas que permitan adecuada ventilación.
  4. Evitar mantener húmeda la Zona V, secando perfectamente después del baño.
  5. Evitar las duchas vaginales.
  6. Limpiar la Zona V de adelante hacia atrás para evitar diseminar bacterias a la vulva.
  7. Sin duda de lo más importante, es la utilización de preservativo en las relaciones sexuales para evitar infecciones de transmisión sexual.

Aunque existen productos de libre dispensación para el tratamiento de las infecciones vaginales, en forma de óvulos o cremas tópicas, que alivian los síntomas, es importante consultar al médico ginecólogo experto y no automedicarse.

Comparte
Pregúntale a la Experta