Los cambios de peso y la menstruación

Los cambios de peso y la menstruación

El peso tiene relación directa con nuestra salud y en el caso de la menstruación no podía ser diferente.

Los ovarios femeninos producen progesterona y estrógeno, las hormonas femeninas que regulan el comportamiento del ciclo menstrual, por lo que un desbalance en cualquiera de las dos puede causar irregularidades en tu periodo.

En el caso del estrógeno, no todo el estrógeno es el mismo, nuestro cuerpo produce 3 tipos. Uno de ellos es la estrona, una hormona secretada por los ovarios y por el tejido adiposo.

El estrógeno ayuda a engrosar el endometrio, que es el recubrimiento del útero y está encargado de nutrir a los óvulos fertilizados. Si la fertilización no ocurre, nuestro cuerpo elimina el endometrio durante el periodo.

¿Que relación existe entre nuestro peso y las irregularidades en la menstruación?

Al tener un aumento de peso, existen más células de grasa, que son como pequeños productores de estrona, que aunque es un tipo de estrógeno muy débil, en conjunto tiene un efecto estrogénico en nuestro sistema.

Este estrógeno “extra” puede causar sangrados intermenstruales u otros desórdenes. Por ejemplo, puedes pasar meses sin ovular, lo que es conocido como anovulación, pero el endometrio se sigue acumulando y se vuelve inestable, lo que eventualmente causa periodos prolongados o muy abundantes.

A su vez, las mujeres con una baja muy drástica de peso o con desórdenes alimenticios (que pueden ocasionar una pérdida extrema de peso), también pueden sufrir un impacto en su ciclo menstrual. Esto por que la inanición (ausencia de alimento), el ejercicio extremo y el estrés, pueden detonar un efecto que suprime la función del hipotálamo. Además de que la ausencia de grasa no permite que las células y el tejido adiposo conviertan el colesterol en estrógeno.

El periodo no provoca que ganes peso

Al menos no por sí sólo, pero sí existen algunos efectos o síntomas que pueden ocasionar variaciones en tu peso. Esto porque como parte del Síndrome Premenstrual (SPM), puedes tener cambios en tu apetito o antojos de alimentos altos en calorías o carbohidratos.

Otro síntoma que puedes experimentar es hinchazón, lo que te puede dejar una sensación de que subiste un poco de peso. Dado que los alimentos salados y la cafeína pueden provocar que tu cuerpo retenga agua, esto puede verse reflejado en la balanza como un aumento de peso temporal, por lo que es mejor no excederse en su consumo.

Aquí te compartimos algunos tips para controlar los antojitos y satisfacerlos de manera saludable.

En resumen, perder o ganar peso puede impactar tu producción de hormonas, en específico de estrógeno, y la función del hipotálamo, lo que a su vez puede cambiar la regularidad y las características de tu periodo.

Si detectas algo fuera de lo normal, es importante que consultes a un especialista para tener un diagnóstico preciso, ya que la única forma de detectar cuáles son tus niveles de estrógeno es a través de pruebas de sangre u orina.

Comparte
Pregúntale a la Experta