¿Menstruación durante el embarazo?

¿Menstruación durante el embarazo?

Saba te informa

Pero si los retrasos en la menstruación son una de las principales señales de embarazo, ¿no se supone que al embarazarte el sangrado debe detenerse? Como todo lo que sucede en nuestro cuerpo, no es tan sencillo.

Hay diferentes razones por las cuales puede haber goteo o sangrado durante el embarazo  y mientras algunas no representan riesgo alguno, otras deben ser atendidas de inmediato.

En el primer trimestre de embarazo.

Sangrado intermenstrual ligero Se presenta alrededor de la fecha en la que esperas la llegada de la menstruación, pero sólo dura uno o dos días, además de que es más ligero de lo que estás acostumbrada.

Sangrado de implantación. Es decir, pasa cuando el embrión se implanta en el útero.

Lesión en el cuello uterino. Sucede cuando el cérvix se irrita o se ablanda por alguna infección o por un pólipo, lo que provoca que sangres, por ejemplo, al momento de tener relaciones.

Embarazo ectópico. Suceden cuando el embrión se implanta en algún lugar fuera del útero, por ejemplo, en las trompas de falopio, lo que causa un sangrado similar a la menstruación.

Si experimentas dolor severo o el sangrado es muy abundante, es importante que vayas al médico cuanto antes. En otros casos, las medidas que se pueden tomar son las siguientes:

  • Realizar una prueba de embarazo. Por medio de un análisis de sangre (ya que son más efectivos) puede determinarse si estás embarazada.
  • Examinar tu cuello uterino. Esto para descartar lesiones.
  • Hacerte una ecografía o ultrasonido

En el segundo y tercer trimestres

Parto per-término. Es cualquier parto que se da antes de las 37 semanas de embarazo. Antes del parto per-término algunas mujeres pueden notar síntomas similares al periodo o una descarga de mucosa. Viene acompañado de síntomas como dolor de espalda, una sensación de presión en la vagina, cambios en el flujo vaginal, y por supuesto, contracciones.

Placenta previa. Sucede cuando la placenta está ubicada en una posición más baja de lo normal en el útero, muy cerca de, o incluso cubriendo, el cérvix. El sangrado ocurre porque el cuello uterino empieza a dilatarse (aunque sea muy poco) y rompe los vasos sanguíneos que se encuentran ahí.

Desprendimiento de placenta. Se refiere a la separación de la placenta del endometrio, de forma parcial o total, antes o durante el parto. El sangrado es provocado por los vasos sanguíneos que conectan la placenta y el útero. Puede venir acompañada de dolor estomacal y cólicos.

Un sangrado durante esta etapa puede indicar que algo va mal, por lo que, aún cuando sea ligero o no se presenten otros síntomas, es importante visitar a tu especialista.

Comparte
Pregúntale a la Experta