¿Cómo puede elegir mi hija entre toallas y tampones?

Saba te informa.

¿Te has dado cuenta que cuando vas al supermercado existen una gran variedad de opciones para cada producto? ¿Y qué tal cuándo vas a comprar un producto por primera vez? Muchas veces probablemente no sabes por cuál decidirte.

Ese es el mismo proceso que debe atravesar tu hija cuando tiene su primer periodo y debe elegir la opción más adecuada. Necesita una opción de protección que se adapte a sus necesidades, con el nivel de absorción adecuado para evitar accidentes y  que además le de la libertad de hacer todas sus actividades de manera normal.

Escoger la opción adecuada la ayudará a sentirse segura, cómoda y protegida en todo momento.

Toallas femeninas

Estas se distinguen principalmente por 3 características: su grosor, su longitud y su nivel de absorción.

– Es importante que la toalla tenga rapidez de absorción, pues ante la descarga de flujo menstrual, debe responder rápidamente para evitar escurrimientos. El nivel de absorción elegido dependerá de si tiene flujo moderado, abundante o súper abundante.

– La toalla también debe ofrecerle una buena capacidad para mantener seca su superficie, reteniendo en su interior la cantidad de flujo. Entre menor cantidad de flujo regrese, mayor será la sensación de comodidad.

En cuanto al grosor y longitud, existen toallas para algunas necesidades específicas:

– Las toallas nocturnas están diseñadas para usarlas durante la noche, pues cubren mayor área de la ropa interior al ser más largas en la parte posterior, en tanto que las alas, de mayor longitud y flexibilidad, también evitan que la toalla se mueva durante las horas de sueño.

– Las toallas delgadas le pueden dar excelente protección y alta comodidad sobre todo durante la práctica de deportes muy activos, como  básquetbol o futbol; ya que son más discretas y le dan más libertad de movimiento.

Tampones

Los tampones son estructuras cilíndricas que, al igual que las toallas femeninas, tienen la función de absorber el flujo durante el periodo. La diferencia es que al ir colocados en el interior del cuerpo, absorben el flujo desde adentro. Cuando son aplicados correctamente no se sienten.  Por su método de absorción, sus principales ventajas son que permiten realizar actividades acuáticas o actividades de alto rendimiento, como la gimnasia.

Existen niveles de absorción regular, súper y súper plus. Y tienen un aplicador que ayuda a colocarlos, siendo especialmente útil durante las primeras ocasiones que se usan.

Ambas opciones son muy seguras, todo depende de las actividades que tu hija realice y de sus preferencias. Recuerda que se trata de una decisión muy personal y que lo más importante es que se sienta cómoda en todo momento, pero puedes guiarla para que tenga toda la información que necesita para elegir.

Y un tip extra: los protectores diarios.

Son una buena opción para los últimos días del periodo, cuando el flujo ya es muy escaso. Sólo es necesario que los cambie al menos 3 veces al día.

Te invitamos a conocer nuestra línea Saba, para conocer todas las opciones que tenemos para tu hija, en especial nuestra línea Saba Teens, que está diseñada específicamente para cubrir todas sus necesidades durante esta etapa.

 

SHARE
Pregúntale a la Experta