¿Por qué huele así mi Zona V?

¿Por qué huele así mi Zona V?

Al igual que el resto de tu cuerpo, tu Zona V tiene una esencia propia y esto es completamente natural, incluso el olor tiene variaciones en las diferentes etapas de tu ciclo menstrual. También es cierto que tú eres más sensible al olor que despides, el que tú lo detectes no necesariamente significa que los demás lo van a notar.

Pero es importante que te mantengas atenta, pues ciertos cambios en este olor pueden ser indicadores de una infección o un desequilibrio en el pH de tu Zona V. Cuando se trata de una infección, normalmente está acompañado de otros síntomas como secreción de un color anormal o comezón, pero en otras ocasiones el olor por sí mismo es el indicador de que algo no va bien.

Olor a pescado

Si tu Zona V desprende un olor fétido, puede ser indicador de una infección. La vaginosis bacteriana, que es causada por un aumento en las bacterias vaginales y que afecta el balance del pH en esta zona, causa también un flujo abundante. También puede ser un signo de tricomoniasis, que además de despedir este olor, también presenta síntomas como un flujo verdoso o amarillento.

Olor a pan

La flora de tu Zona V tiene una pequeña cantidad de levaduras, pero si estas aumentan, ocurre una infección. A veces las infecciones por levaduras no tienen ninguna esencia y sólo se manifiestan con otros síntomas como flujo blanco y denso con comezón. En otras ocasiones, tu Zona V puede emitir un ligero olor a pan y humedad.

Olor agrio o rancio

Es otro olor que puede ser indicador de tricomoniasis, una de las causas más comunes de vaginitis y causada por un parásito llamado trichomonas vaginalis. Se trata de una infección de transmisión sexual y como indicábamos, puede venir acompañada de un flujo con color anormal.

Olor a carne descompuesta

Si detectas este olor, debes ir al ginecólogo de inmediato. Puede ser ocasionado por un tampón que no fue retirado, por lo que es necesario que un especialista se asegure de retirarlo por completo y revisarte para determinar si necesitas algún tratamiento.

Por otro lado, hay otros olores que son totalmente naturales y pueden ser controlados fácilmente.

Olor a ajo

Esto es completamente normal y se puede solucionar con un baño. Lo que comes también tiene consecuencias en el olor de tu Zona V. Mientras que las frutas como las naranjas, la piña y las uvas pueden endulzar su olor, la cebolla y el ajo pueden causar olores poco agradables.

Olor metálico

Este puede ser natural durante tu periodo, ya que su flujo se puede mezclar con el balance natural de tu Zona V, provocando un olor distinto. Si el olor persiste cuando termina tu periodo y está acompañado de otros síntomas como irritación, consulta a tu médico.

Olor más fuerte o concentrado

Si detectas una variación más intensa del olor habitual de tu Zona V ¡es totalmente normal! Esto puede ocurrir producto del sudor, por ejemplo, después de una sesión de ejercicio.

Una manera de mantener tu Zona V limpia y evitar el riesgo de desarrollar una infección es usar un jabón íntimo al lavarla, como nuestro Jabón Íntimo V-Fresh, que con su extracto de Menta de Agua, acondiciona y suaviza la piel, además de tener ingredientes que te brindan un toque refrescante mientras lo aplicas.

Recuerda que si detectas algo anormal, es importante que visites a tu ginecólogo para que te realice una revisión y te indique el tratamiento más adecuado.

Comparte
Pregúntale a la Experta