¿Qué son los quistes en la Zona V?

¿Qué son los quistes en la Zona V?

Los quistes son bultos que se forman cuando algún conducto se obstruye, por lo que se forma una cápsula de aire, pus u otra sustancia. Pueden variar en tamaño, desde ser apenas perceptibles hasta tener el tamaño de una pelota de tenis.

Normalmente no tienen síntomas y sólo los notas porque sientes un granito en tu Zona V, ya sea en sus componentes externos o en sus paredes internas, o tienes alguna molestia, por ejemplo, al caminar. Muy a menudo quién los detecta es el ginecólogo en una revisión.

No debes confundirlos con los miomas, que son tumores causados por músculo o tejido en la Zona V que se transforma en algo fibroso.

Existen 3 tipos.

Los más comunes son los quistes de inclusión, que se forman como consecuencia de algún trauma o lesión sufrido en las paredes de la Zona V, por ejemplo, después de algún procedimiento ginecológico o un parto, que ocasiona que el revestimiento no recupere su suavidad normal.

Los quistes del conducto de Gartner se forman en el espacio que ocupa el conducto que lleva su nombre, generalmente en las paredes laterales de la Zona V.

Este conducto está activo durante la gestación, pero normalmente desaparece después del parto. Pero en algunos casos, partes del conducto pueden acumular líquido y desarrollarse como un quiste en la pared de la Zona V más tarde.

Los quistes de Bartolino se forman en las glándulas con dicho nombre, que están situadas a cada lado de la Zona V y suelen aparecer por la acumulación de líquido.

Los quistes son operables mediante un drenaje de la sustancia que los formó y por lo general no vuelven a causarte problema, pero es muy importante consultar a tu ginecólogo para tus revisiones de rutina.

Comparte
Pregúntale a la Experta