Vacuna contra el Virus del Papiloma Humano (VPH)

Vacuna contra el Virus del Papiloma Humano (VPH)

El Virus del Papiloma Humano (VPH) se asocia con cáncer genital: cervical, vaginal, vulvar, peneano y anal, así como con verrugas genitales. Existen más de 200 serotipos de VPH, de los cuales se ha demostrado que 13 genotipos causan cáncer cervical, de los mas frecuentes el 16 y 18 representan el 66% de cáncer cervical. Aproximadamente el 90% de las verrugas genitales son causadas por tos tipos 6 y 11.

A pesar de las pruebas de tamizaje que existen, como el Papanicoalou, cada vez se detectan cada vez ms casos de cáncer cervical, esto debido a un cribado inadecuado. El Virus del Papiloma Humano también se presenta en varones. El promedio de cáncer anogenital u orofaríngeo en varones por año es de 15.793 y 10.200 (65%) de ellos están asociados con VPH 16 o VPH 1.

La vacunación contra VPH reduce significativamente la incidencia de cáncer hasta en un 56%. La vacunación se recomienda en niños de 11 a 12 años y hasta los 26 años. Para las niñas y los niños que reciben su primera dosis de vacuna contra el VPH antes de los 15 años de edad, sólo se necesitan dos dosis. El momento de aplicación de las dos dosis es 0 (línea de base) y 6-12 meses. Si el intervalo entre las dos dosis es inferior a 5 meses, se recomienda una tercera dosis. Si las niñas o los hombres reciben su primera dosis a los 15 años de edad o más, se necesitan tres dosis y se administran a 0 (línea de base), 1-2 meses después de la primera dosis y 6 meses después de la primera dosis.

La durabilidad de la respuesta inmune (es decir, cuánto tiempo dura la protección) se está monitoreando en estudios a largo plazo, y actualmente no hay indicación para una vacuna de refuerzo.

Los ginecólogos desempeñan un papel importante y deben educar a los padres en la toma de decisiones con respecto a las vacunas para los niños varones y mujeres. Además que juegan un papel crítico en el cuidado de las mujeres y deben evaluar y vacunar a las adolescentes y las mujeres jóvenes con la vacuna contra el VPH durante el período de recuperación (entre 13 y 26 años). La vacunación contra el Virus del Papiloma Humano no está asociada con un inicio temprano de la actividad sexual ni con una mayor incidencia de Infecciones de Transmisión Sexual.

Seguridad de la vacuna

Los datos de seguridad para las vacunas contra el VPH son tranquilizadores. Según el Sistema de notificación de eventos adversos de la vacuna, se han distribuido más de 60 millones de dosis de vacuna contra el VPH desde 2006 y no hay datos que sugieran que haya efectos adversos graves o reacciones adversas relacionadas con la vacunación. Lo esperado es presentar un malestar local leve después de la aplicación en el brazo y que tal incomodidad no es motivo de preocupación.

Educación del paciente, un reto

Las altas tasas de vacunación contra el VPH reducirán la carga de las enfermedades relacionadas con el VPH. Las tasas de vacunación actuales son inaceptablemente bajas. Los estudios han demostrado que las recomendaciones de los médicos desempeñan un papel crucial en la aceptación de la vacunación contra el VPH por los pacientes y los padres de los pacientes.  Es crucial el papel de la vacunación ya que los beneficios son mayores.

Aunque la recomendación es vacunar a la población de riesgo (que no han tenido relaciones sexuales o contacto con el virus), es importante que si ya iniciaste tu vida sexual y no estas protegida con la vacuna también cumplas con el esquema. Ya que al estar en contacto con  algún tipo de VPH disminuye la actividad que pudiera tener en las células y el riesgo de padecer lesiones por este virus.

Comparte
Pregúntale a la Experta