Cuidado Íntimo Diario
object(WP_Query)#1527 (51) { ["query"]=> array(1) { ["category_name"]=> string(28) "zona-v/cuidado-intimo-diario" } ["query_vars"]=> array(63) { ["category_name"]=> string(21) "cuidado-intimo-diario" ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["static"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["tag"]=> string(0) "" ["cat"]=> int(688) ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post__not_in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["posts_per_page"]=> int(6) ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(4) "DESC" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#4046 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> string(21) "cuidado-intimo-diario" } ["field"]=> string(4) "slug" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "wp_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> string(21) "cuidado-intimo-diario" } ["field"]=> string(4) "slug" } } ["primary_table"]=> string(8) "wp_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#4045 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> bool(false) ["queried_object"]=> object(WP_Term)#4202 (16) { ["term_id"]=> int(688) ["name"]=> string(22) "Cuidado Íntimo Diario" ["slug"]=> string(21) "cuidado-intimo-diario" ["term_group"]=> int(0) ["term_taxonomy_id"]=> int(688) ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["description"]=> string(22) "Cuidado Íntimo Diario" ["parent"]=> int(669) ["count"]=> int(83) ["filter"]=> string(3) "raw" ["cat_ID"]=> int(688) ["category_count"]=> int(83) ["category_description"]=> string(22) "Cuidado Íntimo Diario" ["cat_name"]=> string(22) "Cuidado Íntimo Diario" ["category_nicename"]=> string(21) "cuidado-intimo-diario" ["category_parent"]=> int(669) } ["queried_object_id"]=> int(688) ["request"]=> string(344) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS wp_posts.ID FROM wp_posts INNER JOIN wp_term_relationships ON (wp_posts.ID = wp_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( wp_term_relationships.term_taxonomy_id IN (688) ) AND wp_posts.post_type = 'post' AND (wp_posts.post_status = 'publish') GROUP BY wp_posts.ID ORDER BY wp_posts.post_date DESC LIMIT 0, 6" ["posts"]=> &array(6) { [0]=> object(WP_Post)#4048 (24) { ["ID"]=> int(5821) ["post_author"]=> string(1) "1" ["post_date"]=> string(19) "2017-08-16 12:31:24" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2017-08-16 18:31:24" ["post_content"]=> string(2610) "

Saba te informa.

Los senos son una parte del cuerpo que suele cambiar de distintas formas en diferentes etapas de la vida de una mujer, pero existen algunos tips para mantenerlos saludables.

No fumes. Fumar reduce el flujo sanguíneo y la circulación de oxígeno hacia la piel. El tabaco daña el colágeno y la elastina de la piel, lo que provoca su envejecimiento prematuro y flacidez.

Evita cambios muy bruscos en tu dieta. Trata de mantener un peso que funcione para ti. Ganar o perder peso de forma drástica puede romper la elasticidad de la piel, quitándole firmeza.

No te asolees demasiado y no olvides el bloqueador. El exceso de sol puede dañar la piel, especialmente el área tan delicado del cuello y el escote. La piel se va adelgazando y no hay forma de revertir el daño.

Aliméntate adecuadamente. La manera en la que te alimentas hace una gran diferencia en tu piel. Algunos comidas incluso pueden provocar granitos o darle a la piel una apariencia apagada.

Evita beber en exceso. El alcohol seca la piel y el cabello, y puede hacer que tus senos se sientan pesados e hinchados.

Mantente activa y fuerte. Practicar actividad física con regularidad mejora tu salud en general. Los ejercicios que fortalecen tus brazos, espalda y hombros, además de mejorar tu postura te darán una apariencia más tonificada.

No te estreses. Como con todo lo que sucede con tu cuerpo, los senos de cada chica pueden tener diferente apariencia.

Autoexplórate. Al menos una vez al mes realízate una autoexploración, esto te ayudará a conocer lo que es normal para ti e identificar cualquier situación que deba ser atendida.

Con la práctica irás aprendiendo cómo varía la sensibilidad y apariencia de tus senos, no sólo en cada fase de tu ciclo menstrual, sino en cada etapa de tu vida. Aquí te explicamos un poco más sobre lo que es normal y cuándo debes consultar a un médico.

" ["post_title"]=> string(28) "Mantén tus senos saludables" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(27) "manten-tus-senos-saludables" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2017-08-16 12:31:24" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2017-08-16 18:31:24" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(30) "http://www.saba.com.mx/?p=5821" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#4049 (24) { ["ID"]=> int(5818) ["post_author"]=> string(1) "1" ["post_date"]=> string(19) "2017-08-16 12:24:49" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2017-08-16 18:24:49" ["post_content"]=> string(3408) "

Saba te informa.

Los gases vaginales son las emisiones de aire atrapado en el interior de la Zona V, que ocurren con más frecuencia durante el ejercicio físico o al mantener relaciones sexuales.

El ruido que producen es similar al de las flatulencias, pero con la diferencia de que no tienen un olor específico. Y aunque pueden parecer incómodos, en la mayoría de los casos no representan un riesgo grave de salud.

¿Qué provoca los gases vaginales?

Aunque las investigaciones sobre esta condición son muy escasas, normalmente se presentan como resultado de los siguientes factores.

  • Ejercitarse o estirarse. Los movimientos durante el ejercicio pueden causar que el aire se quede atrapado dentro de la Zona V. Se dan más frecuentemente en ciertos tipos de actividad física, como el yoga.
  • Embarazo o menopausia. Algunas personas reportan más episodios de flatulencias durante la menopausia o el embarazo.
  • Parto. El suelo pélvico puede debilitarse como resultado de dar a luz, lo que puede conducir a gases vaginales.
  • Colonoscopia u otras cirugías. Ciertos procedimientos, como una colonoscopia, pueden redistribuir el aire en tu cuerpo, causando las flatulencias.
  • Disfunción del suelo pélvico. Mientras que los gases vaginales no son uno de los principales síntomas de disfunción en el suelo pélvico, pueden ser una consecuencia de éste.

Fistulas vaginales

Si los gases vienen acompañados de un olor fuerte, pueden ser causados por una fístula vaginal.

Una fístula es una abertura anormal que conecta la vagina con otro órgano, como la vejiga, el colon o el recto. Cuando la fístula se conecta con estas partes, puede provocar el paso de orina o heces hacia la vagina.

Algunos tratamientos contra el cáncer, heridas, un parto y ciertos procedimientos quirúrgicos pueden causar la formación de una fístula.

Si notas una secreción anormal o estos gases tienen un mal olor, es aconsejable que consultes a tu médico.

¿Cómo evitarlos?

Se considera que el riesgo de tener gases vaginales puede disminuir haciendo ejercicios de Kegel, que ayudan a fortalecer los músculos del suelo pélvico.

Para realizarlos, aprieta los músculos de esta zona como si quisieras contener la orina, durante 10 segundos, después relájalos por otros 10 segundos. Intenta con 15 repeticiones diarias.

Si los gases son provocados por otro factor, como las fístulas, existen tratamientos y cirugías para corregir la causa. Incluso cuando no se trata de algo serio, por ejemplo, en el caso de la actividad física, existen formas de evitar que suceda.

" ["post_title"]=> string(33) "¿Por qué tengo gases vaginales?" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(29) "por-que-tengo-gases-vaginales" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2017-08-16 12:24:49" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2017-08-16 18:24:49" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(30) "http://www.saba.com.mx/?p=5818" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [2]=> object(WP_Post)#4050 (24) { ["ID"]=> int(5811) ["post_author"]=> string(1) "1" ["post_date"]=> string(19) "2017-08-16 12:14:19" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2017-08-16 18:14:19" ["post_content"]=> string(4881) "

Saba te informa.

Usar métodos de limpieza interna. Tu Zona V tiene sus propios métodos para mantenerse limpia, a través de las secreciones que produce y su flora natural. Usar métodos como las duchas vaginales, la vuelve propensa a infecciones porque elimina las bacterias que actúan como su defensa y puede causarte otros problemas como la Enfermedad Inflamatoria Pélvica.

Permanecer sentada demasiado tiempo. Sí, al permanecer sentada por largos periodos de tiempo, se acumula más calor en tu Zona V, ya que el aire no circula y es más difícil que tu piel respire, lo que puede crear el ambiente propicio para que se generen infecciones. Lo mejor es que te des algunos minutos para estirarte y caminar un poco.

Usar ropa inadecuada. La ropa de materiales muy gruesos, de telas sintéticas o muy ajustada, también causa que la piel de tu Zona V no respire adecuadamente y que guarde mucho calor. No te decimos que te deshagas de toda tu ropa, pero trata de alternar tus outfits (no todos los días uses jeans súper pegaditos) y procura que tu ropa interior sea de algodón al menos en su puente.

Lavarte con jabón común de barra. Para poder mantener alejadas a las bacterias, el pH de tu Zona V debe mantenerse ácido, pero los jabones comunes de barra normalmente tienen un pH básico. Además, por su fórmula pueden dejar residuos, lo que tapa los poros de tu piel y te provoca granitos. Lo recomendable es que uses un jabón íntimo, ya que están formulados para fortalecer las defensas naturales de tu Zona V y mantenerla balanceada.

Rascarte cuando te da comezón. Existen condiciones como la resequedad vaginal que pueden provocarte comezón y aunque rascarte puede ser muy tentador para aliviar el malestar, esto sólo irritará más tu piel provocándote más comezón. Una forma de calmarla es hacer presión con una compresa calientita, aunque si persiste o viene acompañada de otros síntomas, lo mejor es consultar a un especialista.

Automedicarte o autodiagnosticarte. Sí, conocer tu cuerpo y entender de que van los síntomas que se presentan es muy importante, pero esto sólo debe servirte como una referencia para poder detectar cuando algo no va bien. Considerando que todas las patologías son diferentes y que nuestros cuerpos tienen distintas reacciones, lo que le funcionó a tu amiga puede no tener el mismo resultado para ti, o al usar un remedio casero puedes provocarte algún malestar como irritación.

Acudir con un ginecólogo es básico para que te dé un diagnóstico correcto y tratamiento oportuno,

No cambiarte la ropa del gym. Los hongos son una de las causas más comunes de infecciones. Un ambiente húmedo y cálido es ideal para que se desarrollen. Lo mejor es que tomes un baño al terminar tu sesión, ya que además de refrescarte te ayudará a evitar riesgos.

Meterte a nadar inmediatamente después de depilarte. Independientemente del método que elijas, la depilación deja tu piel muy sensible. El cloro (en el caso de las albercas) y la sal (en el caso de la playa) pueden irritarla o provocar que un poro se infecte. Lo mejor es dejar pasar unas 24 horas.

Evitar estas situaciones te ayudará a sentirte limpia y cómoda en todo momento, pero si detectas algo fuera de lo normal o tienes alguna inquietud, no dudes en consultar a tu ginecólogo.

Resuelve todas tus dudas sobre la salud de tu Zona V con nuestro ABC de cuidado íntimo.

" ["post_title"]=> string(52) "Errores que estás cometiendo con tu higiene íntima" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(50) "errores-que-estas-cometiendo-con-tu-higiene-intima" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(55) " http://www.saba.com.mx/es-bueno-o-malo-depilar-zona-v/" ["post_modified"]=> string(19) "2017-08-16 12:14:19" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2017-08-16 18:14:19" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(30) "http://www.saba.com.mx/?p=5811" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [3]=> object(WP_Post)#4051 (24) { ["ID"]=> int(5808) ["post_author"]=> string(1) "1" ["post_date"]=> string(19) "2017-08-10 13:35:53" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2017-08-10 19:35:53" ["post_content"]=> string(3412) "

La menopausia es una consecuencia inevitable de la edad y se trata de un proceso fisiológico caracterizado por la deprivación de estrógenos (estradiol) y el aumento de la hormona estimulante del folículo, que se da por una disminución en la función de los folículos ováricos.

La disminución de los estrógenos causa síntomas inmediatos, desde la alteración en el sangrado menstrual hasta llegar a la ausencia de la menstruación, malestares generales, piel seca, caída de cabello, resequedad vaginal, atrofia vaginal, etc. Posteriormente las mujeres postmenopáusicas pueden presentar cambios atróficos en la piel y el tracto genitourinario.

La menopausia también constituye un factor de riesgo para la presencia de diversas enfermedades como la osteoporosis y las enfermedades cardiovasculares.

¿Cuáles son sus principales efectos en la zona V?

En la Zona V se pueden producir los siguientes cambios:

  • El flujo vaginal se reduce, al igual que la lubricación vaginal.
  • Los bajos niveles de estrógeno causan un aumento del pH vaginal y convierten a la vagina en un medio menos ácido tal como en la pubertad.
  • La mucosa vaginal es más delgada y presenta menos pliegues, lo que hace que sea menos flexible.
  • El tejido vulvo vaginal es seco y frágil, lo que lo vuelve es susceptible a lesiones y sangrado durante las relaciones sexuales.

No todas las mujeres desarrollan síntomas vulvo vaginales al entrar en esta etapa de su vida y en el caso de las que sí experimentan los síntomas, es importante que no asuman automáticamente que la causa son los bajos niveles de estrógeno. Existen otras posibles causas, por tanto, es necesario acudir siempre a la consulta de un médico especialista.

¿Qué cuidados tener en esa etapa?

Es muy importante no olvidar:

  • Usar un jabón intimo con ácido láctico que ayude a mantener el Ph vaginal ácido
  • Utilizar ropa íntima de algodón
  • Evitar duchas vaginales, ya que barren la flora normal de la vagina y condicionan la disminución de la lubricación normal de la vagina
  • Cambiar protectores diarios mínimo 3 veces al día para evitar humedad malos olores

La principal recomendación es acudir a revisión médica con un especialista que indique el tratamiento adecuado y oportuno para cada uno de los síntomas. Por ejemplo, la resequedad vaginal y la atrofia vaginal, pueden tratarse con cremas lubricantes o en su defecto con terapia hormonal vía oral o tópica.

" ["post_title"]=> string(44) "Cómo cuidar mi Zona V durante la menopausia" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(43) "como-cuidar-mi-zona-v-durante-la-menopausia" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2017-08-10 13:35:53" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2017-08-10 19:35:53" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(30) "http://www.saba.com.mx/?p=5808" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [4]=> object(WP_Post)#4052 (24) { ["ID"]=> int(5805) ["post_author"]=> string(1) "1" ["post_date"]=> string(19) "2017-08-10 13:26:07" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2017-08-10 19:26:07" ["post_content"]=> string(3515) "

El embarazo se caracteriza por múltiples cambios a nivel hormonal, lo que a su vez causa un aumento en el flujo vaginal. Se considera normal y es provocado por una congestión de la mucosa vaginal, por lo que puede ser más abundante comparado con el que tiene una mujer no embarazada.

El flujo durante esta etapa se considera un efecto protector que previene el ascenso de bacterias hacia el feto que está creciendo. Este moco que continuamente humedece los genitales es el recambio del moco cervical que constituye el tapón mucoso del cuello uterino.

La secreción vaginal contiene agua, moco, grasa (por las glándulas sebáceas), células cervicovaginales, glóbulos blancos, anticuerpos y bacterias (lactobacillus acidofilus) en balance para mantener sana la Zona V, lo cual explica por qué las duchas vaginales son tan dañinas. Durante el embarazo y fuera de él están absolutamente prohibidas.

El flujo se produce en el cuello uterino en un 80% y en menor grado en las glándulas parauretrales de Skene y las vulvovestibulares de Bartholino que están situadas en la región vulvar, es decir, en la parte externa de la Zona V. La vagina no tiene glándulas pero se humedece por el filtrado de líquido desde sus capas más profundas, esto explica porque sigue húmeda aún cuando se retiren quirúrgicamente el cuello uterino y las glándulas de Bartholino.

¿Como puedo identificar una infección vaginal?

Generalmente el flujo es blanquecino, sin mal olor, su consistencia es líquida y no causa ni ardor ni comezón, en cuyo caso no provoca problemas a la madre ni al bebé.

Pero debe ser tratado de inmediato si cambia de color y viene acompañado de síntomas como irritación, comezón o ardor, ya que puede provocar una amenaza de aborto antes de las 20 semanas de gestación o amenaza de parto prematuro con ruptura de membranas amnióticas después de las 20 semanas de embarazo. Si este es el caso, es importante acudir a consulta para tratar la infección con óvulos vaginales o cremas vaginales, que son muy efectivas y evitarán poner en riesgo el embarazo.

¿Qué debo hacer para mantener mi Zona V saludable?

  • Es recomendable usar protectores diarios, cambiándolos como mínimo 3 veces al día, para evitar malos olores y humedad.
  • El uso de jabón íntimo específico para la zona íntima es básico, ya que ayuda a mantener un pH vaginal adecuado con un menor riesgo de infección.
  • También es muy importante evitar el uso de ropa ajustada, para permitir que haya una ventilación adecuada en la zona V.

Como puedes darte cuenta el flujo durante el embarazo es normal, lo importante es saber detectar cambios anormales y acudir a revisión médica oportuna para evitar complicaciones.

Aquí te compartimos más información sobre cómo mantener una rutina de higiene íntima durante el embarazo.

" ["post_title"]=> string(52) "¿Es normal tener flujo vaginal durante el embarazo?" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(49) "es-normal-tener-flujo-vaginal-durante-el-embarazo" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2017-08-10 13:26:07" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2017-08-10 19:26:07" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(30) "http://www.saba.com.mx/?p=5805" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [5]=> object(WP_Post)#4200 (24) { ["ID"]=> int(5761) ["post_author"]=> string(1) "1" ["post_date"]=> string(19) "2017-07-24 16:22:43" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2017-07-24 22:22:43" ["post_content"]=> string(3583) "

Las hormonas funcionan como mensajeros químicos que afectan el funcionamiento de nuestras células y órganos. En el caso de la progesterona y el estrógeno, las hormonas sexuales femeninas, aunque es normal que sus niveles cambien a lo largo del ciclo menstrual, hay algunos factores que pueden indicar que estos cambios son más drásticos de lo normal. Conoce cuáles son:

  • Periodos Irregulares. Los ciclos menstruales regulares tienen una duración de entre 21 y 35 días, pero si no tienen estas características, puede significar que hay un descenso o un aumento muy considerable (de estrógeno o progesterona).
  • Trastornos de sueño. Si los niveles de progesterona del organismo son más bajos de lo habitual, eso puede provocar que te sea difícil más difícil caer (y mantenerte) dormida. Mientras que el estrógeno bajo puede provocar bochornos y sudores nocturnos, que a su vez impiden que tengas un buen descanso.
  • Acné. Algunos brotes antes (y durante) tu periodo son normales, porque suelen suceder como parte del Síndrome Premenstrual. Pero si no desaparece, puede indicar un desbalance hormonal. Un exceso de andrógenos (hormonas masculinas, pero que también se encuentran en las mujeres, aunque en menor grado) pueden causar casos más severos de acné.
  • Fatiga crónica. Esta es una de las consecuencias más comunes. Dado que la progesterona actúa como un soporífero natural, si sus niveles suben demasiado te puede provocar mucho sueño o en el caso contrario, insomnio.
  • Aumento de peso. Cuando los niveles de estrógeno bajan, te pueden causar cambios de humor como irritación o tristeza, lo que a su vez te causa más antojos y se relaciona con aumentos de peso. La baja de estrógeno también puede impactar los niveles de leptina en el organismo, que es una hormona que ayuda a regular la ingesta de comida.
  • Migraña. Como parte del Síndrome Premenstrual, algunas mujeres experimentan migraña cuando los niveles de estrógeno están bajando. Los dolores de cabeza regulares pueden ser una señal de alteraciones hormonales.
  • Resequedad vaginal. Si muy seguido tienes malestares relacionados con resequedad vaginal, el estrógeno puede ser la causa. Esto porque es la hormona que ayuda a mantener el tejido vaginal lubricado.
  • Cambios en los senos. Una caída de estrógeno puede provocar que el tejido mamario sea menos denso, mientras que su aumento puede volverlo más grueso, incluso causando quistes.

Como estos síntomas pueden estar relacionados con otros problemas físicos, es aconsejable consultar a un especialista, para que pueda definir su causa y un tratamiento.

" ["post_title"]=> string(46) "Las consecuencias de los desajustes hormonales" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(46) "las-consecuencias-de-los-desajustes-hormonales" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2017-07-28 11:06:33" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2017-07-28 17:06:33" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(30) "http://www.saba.com.mx/?p=5761" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(6) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#4048 (24) { ["ID"]=> int(5821) ["post_author"]=> string(1) "1" ["post_date"]=> string(19) "2017-08-16 12:31:24" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2017-08-16 18:31:24" ["post_content"]=> string(2610) "

Saba te informa.

Los senos son una parte del cuerpo que suele cambiar de distintas formas en diferentes etapas de la vida de una mujer, pero existen algunos tips para mantenerlos saludables.

No fumes. Fumar reduce el flujo sanguíneo y la circulación de oxígeno hacia la piel. El tabaco daña el colágeno y la elastina de la piel, lo que provoca su envejecimiento prematuro y flacidez.

Evita cambios muy bruscos en tu dieta. Trata de mantener un peso que funcione para ti. Ganar o perder peso de forma drástica puede romper la elasticidad de la piel, quitándole firmeza.

No te asolees demasiado y no olvides el bloqueador. El exceso de sol puede dañar la piel, especialmente el área tan delicado del cuello y el escote. La piel se va adelgazando y no hay forma de revertir el daño.

Aliméntate adecuadamente. La manera en la que te alimentas hace una gran diferencia en tu piel. Algunos comidas incluso pueden provocar granitos o darle a la piel una apariencia apagada.

Evita beber en exceso. El alcohol seca la piel y el cabello, y puede hacer que tus senos se sientan pesados e hinchados.

Mantente activa y fuerte. Practicar actividad física con regularidad mejora tu salud en general. Los ejercicios que fortalecen tus brazos, espalda y hombros, además de mejorar tu postura te darán una apariencia más tonificada.

No te estreses. Como con todo lo que sucede con tu cuerpo, los senos de cada chica pueden tener diferente apariencia.

Autoexplórate. Al menos una vez al mes realízate una autoexploración, esto te ayudará a conocer lo que es normal para ti e identificar cualquier situación que deba ser atendida.

Con la práctica irás aprendiendo cómo varía la sensibilidad y apariencia de tus senos, no sólo en cada fase de tu ciclo menstrual, sino en cada etapa de tu vida. Aquí te explicamos un poco más sobre lo que es normal y cuándo debes consultar a un médico.

" ["post_title"]=> string(28) "Mantén tus senos saludables" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(27) "manten-tus-senos-saludables" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2017-08-16 12:31:24" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2017-08-16 18:31:24" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(30) "http://www.saba.com.mx/?p=5821" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> string(2) "83" ["max_num_pages"]=> float(14) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "1fa35bb27b06f5d10c39b7f929784126" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(true) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
Pregúntale a la Experta