Saba® te informa

Seguramente has escuchado sobre el pH en algunos lugares, incluso en productos pero sabes exactamente, ¿qué es y dónde se encuentra?

De inicio te decimos que es un elemento clave en el cuidado y prevención de las enfermedades de la zona V. El pH hace referencia al Potencial de Hidrógeno, lo que significa que nuestra zona V tiene cierta concentración de estos iones en la mucosa, lo que le da un grado de acidez que debe ser de entre 3.5 y 4.5.  
 
Pero… ¿Para qué sirve y en qué nos ayuda? 
 
Su función principal es la de defender y proteger nuestro cuerpo de cualquier bacteria que quiera causarnos una infección. ¿Cómo lo hace? A través de una barrera de acidificación que impide a los gérmenes entrar a nuestro organismo.
 
En pocas palabras, si tu pH vaginal presenta alteraciones puede fomentar una infección o algún padecimiento vaginal.
 

¿Qué puedo hacer para equilibrar mi PH?

Como seguramente ya sabes, la higiene íntima es un hábito que debe estar más que presente en nuestra rutina ya que nos ayudará a prevenir posibles molestias como irritación, infecciones y algunos olores. Por eso, checa estas recomendaciones para equilibrar tu PH y mantener tu zona V saludable… ¡Es más fácil de lo que crees!

* Limpia siempre tu zona V de adelante hacia atrás.
* La vulva debe limpiarse separando los labios, para evitar que las zonas de los pliegues queden sin limpiar.
* Evita las duchas vaginales, ya que rompen el balance que existe en tu flora de forma natural y puede crear alteraciones en tu pH.
* Usa ropa interior que te haga sentir cómoda (algodón es una buena opción) y evita los pantalones excesivamente ajustados o las telas sintéticas.
 
Acude al ginecólogo ante la presencia de cambios en el flujo, olor, escozor, sequedad, dolor o dificultad para orinar, etc.
 
Ahora ya sabes más sobre tu pH vaginal, por esto te invitamos a incluir en tu rutina de higiene íntima diaria jabón íntimo Saba®, elige el que se adapte a tu estilo de vida. Todos están dermatológica y ginecológicamente probados para proteger tu zona V, manteniendo tu pH balanceado.