Saba® te informa

Cuando hablamos de tu zona V nos referimos a tu zona vulvar, una parte de tu cuerpo muy importante ya que requiere un cuidado diario y que es muy delicada.

Pero, ¿y qué onda con el flujo? ¡No tienes de qué preocuparte! Es algo que todas las mujeres tenemos a lo largo de nuestra vida y es completamente normal, inclusive ninguna mujer tiene el mismo tipo de flujo pues la edad, la complexión y hasta la etapa del ciclo menstrual en el que te encuentres puede ser factor para que el flujo tenga variaciones.

Un flujo sano puede ir desde el transparente, verde, amarillo, rosado y marrón entre otros.
Lo que es importante identificar para saber que tu flujo NO es sano son siguientes factores:

- Mal olor (a pescado)
- Comezón
- Grumos
- Irritación

Estos son factores que indican una posible infección y necesitan de atención médica por parte de tu ginecólogo/a para que este evalúe si es necesario llevar un tratamiento y te diga cuál en caso de ser así.

Por otra parte, es importante que monitorees tu flujo. Nosotros te recomendamos tener una bitácora, en la cual puedas tener un control sobre el flujo de tu ciclo y con ello, poder identificar las particularidades que hacen única a tu zona V, así como cualquier irregularidad para poder consultarla con tu doctor y tomar acciones inmediatas en caso necesario.

Sin importar si tu flujo es abundante o no, es fundamental que sepas que usar protectores diarios  está bien y es normal. Recuerda que cada persona encuentra su rutina y su manera de sentirse cómoda, la única recomendación es cambiarlos continuamente, mínimo tres veces al día para con ello evitar humedad, malos olores causados por el esmegma y la sudoración. El olor o aroma similar al de la cebolla es natural, solo limpia la zona V con una toallita húmeda Saba y continúa tu día, no olvides asearte a profundidad al finalizar tu día con tu jabón Íntimo Saba  de preferencia y abundante agua.

Hablemos sobre tu rutina en tu zona V.

Durante las temporadas de calor hay que poner especial foco a esta zona y limpiarla por lo menos 3 veces al día, en caso de tener que salir, sugerimos que lleves contigo nuestras Toallitas Húmedas Saba V Fresh que te ayudarán con la higiene de esa zona y a su vez te harán sentir más fresca, pero en medida de lo posible, lo ideal sería una limpieza profunda en la que puedas lavar con agua y jabón. Dado que es una zona sumamente delicada sugerimos una limpieza con Saba Jabón Íntimo V-Fresh que te hará sentir fresca por más tiempo y te ayudará a reducir las probabilidades de infección en tu zona V.

No olvides que tu ropa interior idealmente debe ser de algodón para permitir respirar a tu zona V y que debes cambiarla idealmente una vez al año.

Finalmente, un tip de vida:

Si acudes a la playa o a una alberca recuerda que al agua de la alberca y el mar cambian el PH de tu zona V y con ello hay una mayor posibilidad de contraer algún hongo o infección, por ello una vez que salgas de la alberca, repite tu rutina de limpieza en tu zona V, seca bien (sin tallar) y finalmente aleja la humedad con el uso de protectores diarios ayudando a reducir las probabilidades de infección así estarás más cómoda después del chapuzón.


¿De qué más te gustaría que platicáramos? ¿Tienes dudas? ¡Cuéntanos todo! Saba quiere darte siempre, la libertad de sentirte cómoda. 😉