Saba® te informa

Seamos realistas, el mero hecho de existir puede ser bastante agotador a veces. Pero si la semana de tu período te deja especialmente cansada, vale la pena saber que hay una razón científica real detrás de tu somnolencia y fatiga menstrual.

Bueno, en realidad hay algunas razones muy reales y científicas, aquí te dejamos algunas de ellas. 
 
Durante la segunda mitad del ciclo menstrual, alrededor del momento en que comenzamos a experimentar los síntomas del síndrome premenstrual, los niveles de estrógeno alcanzan su punto máximo y luego caen rápidamente, lo que hace que te sientas cansada o como más lenta.

¿Sabías que durante el sueño también pasamos por ciclos?

¡Pues sí! los ciclos del sueño se repiten, y podemos entrar en fase REM varias veces durante la noche. Durante el sueño REM, el cerebro y el organismo se activan (sí, aunque suene paradójico) y morfeo nos invita a soñar.
 
Ahora, el estrógeno se ha relacionado con un aumento de sueño REM y la progesterona con la sensación de somnolencia.
 
Luego, cuando el revestimiento uterino no es invadido por un óvulo fertilizado, las hormonas que sustentan tu ambiente ya no son necesarias y los niveles hormonales caen. Cuando esto sucede, tu cuerpo pasa de alerta máxima a nada hormonalmente y ese cambio provoca otros cambios, que son agotadores.
 
Otro culpable de tu insomnio menstrual podría ser la deficiencia de hierro relacionada con tu periodo, por lo que si tienes un flujo muy abundante, esto podría ser algo para conversar con tu ginecólogo. 
 
Así que ya sabes, si morfeo no viene esta noche… Puede que tu ciclo sepa por qué. Nunca olvides que tienes el poder para mejorar esas noches de insomnio. Conoce tu ciclo, y busca siempre tu bienestar.
 
Prueba recuperar tus noches con la línea Saba® Buenas Noches® pensada especialmente para aliviar muchas de tus preocupaciones mientras duermes durante tu periodo y mantenerte protegida toda la noche.