¡El vello púbico habla de tu salud!

Saba® te informa.

Seguramente has notado que en tus genitales comienzan a aparecer “vellitos” más oscuros y gruesos que en el resto de tu cuerpo, ¡esto es completamente normal! 

giphy (18)

La aparición de vello en axilas, piernas, bigote, genitales y brazos es un signo de que te estás desarrollando y entrando en la pubertad. Es probable que te sientas incómoda pero nuestros pelitos tienen muchas funciones útiles, además de que pueden decir mucho sobre tu salud. ¡Sigue leyendo y entérate! 

Una de las funciones del vello púbico es proteger de la entrada de bacterias y virus al cuerpo humano, formando una especie de barrera. También regula la temperatura y reduce la irritación. 

También el vello púbico puede ser el indicador de diversas enfermedades o trastornos:

Si tu vello aumenta repentinamente: Posibles desequilibrios hormonales

Los desequilibrios hormonales son peligrosos. Pueden afectar a nuestro cuerpo de diversas formas, ya que las hormonas participan activamente en muchos procesos del organismo. Un desajuste de estas puede ser la causante de un mayor nivel de cansancio, aumento de peso, cambios de humor o el crecimiento de una excesiva cantidad de vello. El ovario poliquístico, por ejemplo, provoca un aumento de los niveles de testosterona en la mujer, haciendo aparecer vello en zonas como la cara, brazos, aureolas… además del pubis. También algunos medicamentos o enfermedades, pueden hacer crecer vello de forma masiva en la zona púbica. Si esto ocurre, hay que acudir al especialista para que identifique el problema.

Depilado: aumenta el riesgo de contagios e inflamación

Como te contamos anteriormente, nuestro vello funciona como barrera de enfermedades. Aquellas personas que rasuran o recortan su vello púbico aumentan las posibilidades de contagiarse o de tener una infección. Por eso, a la hora de la depilación, hay que hacerlo con precaución. Evitar los pequeños cortes y presta atención a los vellitos encarnados y evita la irritación. 

giphy (19)

Si el vello está despoblado: estás creciendo

Okay, la edad no es una enfermedad, pero debes saber que las mujeres al alcanzar la menopausia sufren cambios en su vello íntimo. Uno de ellos es la pérdida de vello y ahí no acaba la cosa; igual que el cabello se vuelve canoso, el vello, por la pérdida de melanina, sigue el mismo proceso.

Ahora lo sabes, deja atrás los tabúes sobre el vello porque te puede decir mucho más de lo que piensas 😉.

SHARE
Pregúntale a la Experta