NOVEDADES
object(WP_Query)#1527 (51) { ["query"]=> array(0) { } ["query_vars"]=> array(63) { ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["static"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(0) "" ["tag"]=> string(0) "" ["cat"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post__not_in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["posts_per_page"]=> int(6) ["post_type"]=> array(1) { [0]=> string(4) "post" } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(4) "DESC" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#4046 (6) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["queried_terms"]=> array(0) { } ["primary_table"]=> string(8) "wp_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#4045 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> bool(false) ["queried_object"]=> NULL ["queried_object_id"]=> NULL ["request"]=> string(181) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS wp_posts.ID FROM wp_posts WHERE 1=1 AND wp_posts.post_type = 'post' AND (wp_posts.post_status = 'publish') ORDER BY wp_posts.post_date DESC LIMIT 0, 6" ["posts"]=> &array(6) { [0]=> object(WP_Post)#4047 (24) { ["ID"]=> int(5764) ["post_author"]=> string(1) "1" ["post_date"]=> string(19) "2017-07-24 16:31:04" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2017-07-24 22:31:04" ["post_content"]=> string(3403) "

La Zona V, al igual que cualquier otra área del cuerpo, requiere una rutina de cuidado especial, sobre todo porque tiene características que la vuelven muy sensible. Parte de ese buen cuidado íntimo, es saber identificar cuándo algo no va bien. A continuación te mencionamos cuáles son los problemas más comunes que pueden afectarla.

Mal olor

Aunque es normal que esta área tenga una esencia particular, un cambio en el olor puede ser indicador de una infección vaginal, o incluso de una enfermedad de transmisión sexual. Las infecciones por hongos son las más comunes, ya que normalmente se producen por una higiene poco adecuada o por descuidos que provocan condiciones poco higiénicas, como usar ropa interior de material sintético.

Conoce más sobre este tema aquí.

Granitos o bultos

Los granitos pueden aparecer en los labios de tu Zona V, en su entrada o incluso en su interior. Si después de un par de días no desaparecen y por el contrario la sensación de incomodidad va en aumento, también pueden indicar una infección, en cuyo caso es indispensable consultar a un médico.

Conoce más sobre cómo tratarlos aquí.

Comezón

Una sensación de picazón o comezón persistente también es indicador de que hay un problema que debe ser atendido. Ya que puede ser provocada por afecciones cutáneas, reacciones alérgicas hasta infecciones vaginales.

Conoce más sobre este síntoma aquí.

Resequedad

Este síntoma puede ser causado por factores como alergias, la lactancia o el uso de ciertos productos (por ejemplo, las duchas vaginales). Ocurre cuando hay un descenso en los niveles de estrógeno, que es la hormona encargada de mantener lubricado el interior de la Zona V, y aunque es muy común, si no se trata adecuadamente puede provocar problemas más serios, como lesiones.

Conoce más al respecto aquí.

Flujo excesivo

Aunque la Zona V produce secreciones para mantenerse sana y son completamente naturales, la humedad excesiva puede ser indicador de un problema. ¿Por qué?, porque la Zona V produce más flujo como mecanismo de defensa contra la proliferación de bacterias.

Conoce más sobre esta característica aquí.

Aunque no todos los problemas que se originan en la Zona V pueden ser evitados, estar atenta a cualquier cambio te ayudará a detectarlos y tratarlos oportunamente.

" ["post_title"]=> string(32) "5 problemas comunes en la Zona V" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(32) "5-problemas-comunes-en-la-zona-v" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2017-07-24 16:31:04" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2017-07-24 22:31:04" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(30) "http://www.saba.com.mx/?p=5764" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#4048 (24) { ["ID"]=> int(5761) ["post_author"]=> string(1) "1" ["post_date"]=> string(19) "2017-07-24 16:22:43" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2017-07-24 22:22:43" ["post_content"]=> string(3583) "

Las hormonas funcionan como mensajeros químicos que afectan el funcionamiento de nuestras células y órganos. En el caso de la progesterona y el estrógeno, las hormonas sexuales femeninas, aunque es normal que sus niveles cambien a lo largo del ciclo menstrual, hay algunos factores que pueden indicar que estos cambios son más drásticos de lo normal. Conoce cuáles son:

  • Periodos Irregulares. Los ciclos menstruales regulares tienen una duración de entre 21 y 35 días, pero si no tienen estas características, puede significar que hay un descenso o un aumento muy considerable (de estrógeno o progesterona).
  • Trastornos de sueño. Si los niveles de progesterona del organismo son más bajos de lo habitual, eso puede provocar que te sea difícil más difícil caer (y mantenerte) dormida. Mientras que el estrógeno bajo puede provocar bochornos y sudores nocturnos, que a su vez impiden que tengas un buen descanso.
  • Acné. Algunos brotes antes (y durante) tu periodo son normales, porque suelen suceder como parte del Síndrome Premenstrual. Pero si no desaparece, puede indicar un desbalance hormonal. Un exceso de andrógenos (hormonas masculinas, pero que también se encuentran en las mujeres, aunque en menor grado) pueden causar casos más severos de acné.
  • Fatiga crónica. Esta es una de las consecuencias más comunes. Dado que la progesterona actúa como un soporífero natural, si sus niveles suben demasiado te puede provocar mucho sueño o en el caso contrario, insomnio.
  • Aumento de peso. Cuando los niveles de estrógeno bajan, te pueden causar cambios de humor como irritación o tristeza, lo que a su vez te causa más antojos y se relaciona con aumentos de peso. La baja de estrógeno también puede impactar los niveles de leptina en el organismo, que es una hormona que ayuda a regular la ingesta de comida.
  • Migraña. Como parte del Síndrome Premenstrual, algunas mujeres experimentan migraña cuando los niveles de estrógeno están bajando. Los dolores de cabeza regulares pueden ser una señal de alteraciones hormonales.
  • Resequedad vaginal. Si muy seguido tienes malestares relacionados con resequedad vaginal, el estrógeno puede ser la causa. Esto porque es la hormona que ayuda a mantener el tejido vaginal lubricado.
  • Cambios en los senos. Una caída de estrógeno puede provocar que el tejido mamario sea menos denso, mientras que su aumento puede volverlo más grueso, incluso causando quistes.

Como estos síntomas pueden estar relacionados con otros problemas físicos, es aconsejable consultar a un especialista, para que pueda definir su causa y un tratamiento.

" ["post_title"]=> string(43) "Las consecuencias los desajustes hormonales" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(46) "las-consecuencias-de-los-desajustes-hormonales" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2017-07-24 16:22:43" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2017-07-24 22:22:43" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(30) "http://www.saba.com.mx/?p=5761" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [2]=> object(WP_Post)#4049 (24) { ["ID"]=> int(5758) ["post_author"]=> string(1) "1" ["post_date"]=> string(19) "2017-07-24 16:15:15" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2017-07-24 22:15:15" ["post_content"]=> string(4109) "

Con anterioridad hemos platicado de los diferentes factores por los que se genera humedad en la Zona V, ¿pero qué sucede cuándo no se mantienen estas condiciones? La resequedad vaginal es un problema común, aunque tratable, que muchas mujeres experimentan en diferentes etapas de su vida.

¿Qué causa la resequedad vaginal?

Normalmente las paredes vaginales se mantienen lubricadas con un líquido transparente. El estrógeno ayuda a mantener este flujo, a la vez que mantiene sano y elástico el recubrimiento de esta zona. Por lo que una disminución en esta hormona, puede provocar que el tejido vaginal se encoja y se vuelva más delgado, causando resequedad e inflamación.

Los niveles de estrógeno pueden disminuir por diferentes factores:

  • Menopausia
  • Parto y lactancia materna
  • Tratamientos que involucran radiación o quimioterapia
  • Extirpación de los ovarios
  • Estrés crónico
  • Ejercicio riguroso
  • Alergias
  • Algunos medicamentos, como los antiestrógenos usados para tratar la endometriosis.
  • Duchas vaginales
  • El síndrome de Sjögren, un desorden autoinmune que ataca las células en el cuerpo que producen lubricación.

¿Cuáles son sus síntomas?

Los síntomas pueden incluir:

  • Ardor al orinar
  • Dolor al mantener relaciones vaginales
  • Dolor, ardor o picazón en la Zona V
  • Infecciones urinarias recurrentes

¿Cómo debe ser diagnosticada?

Tu ginecólogo revisará tu historial médico, además de preguntar sobre el tiempo que llevas experimentando los síntomas y si hay algún factor, como la ingesta de algún medicamento, que los haga empeorar.

También te puede realizar un examen médico para buscar lesiones, enrojecimiento y adelgazamiento de los tejidos. Esto ayudará a valorar si los síntomas pueden tener otra causa, como una infección vaginal o urinaria,

Por último, también se puede realizar una prueba de Papanicolau para remover células de la pared vaginal o el cervix y analizarlas.

¿Qué otras consecuencias puede tener?

Dado que el flujo producido por la Zona V contribuye a mantenerla limpia, lubricada y saludable, la resequedad vaginal puede volverla más propensa a las infecciones vaginales causadas por bacterias u hongos, o causar lesiones en las paredes vaginales

¿Cómo puede ser tratada?

El tratamiento más común para la resequedad vaginal es una terapia con estrógeno. Puede ser recetado en crema, tableta, supositorios o anillo. Al liberar el estrógeno directamente hacia la zona vaginal, ayuda a aliviar los síntomas pero es liberado en un nivel muy bajo hacia el torrente sanguíneo.

Una alternativa es el uso de lubricantes o cremas humectantes formuladas para esta zona, que a menudo ayudan a mantenerla humectada por varias horas.

Si experimentas estos síntomas, es muy importante que consultes a tu ginecólogo para que pueda darte el tratamiento más adecuado.

" ["post_title"]=> string(32) "¿Qué es la resequedad vaginal?" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(28) "que-es-la-resequedad-vaginal" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2017-07-24 16:15:15" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2017-07-24 22:15:15" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(30) "http://www.saba.com.mx/?p=5758" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [3]=> object(WP_Post)#4050 (24) { ["ID"]=> int(5755) ["post_author"]=> string(1) "1" ["post_date"]=> string(19) "2017-07-24 16:09:07" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2017-07-24 22:09:07" ["post_content"]=> string(5926) "

¿Te ha pasado que durante tu periodo no puedes dormir porque sientes que hace muchísimo calor y sudas Tus hormonas varían durante el mes para finalmente dar paso a la menstruación, por lo que también pueden ocasionar diferentes cambios en tu cuerpo, como una variación en su temperatura.

¿Por qué el periodo provoca que sude?

Hay diferentes formas en las que tu ciclo menstrual afecta la temperatura corporal:

Niveles hormonales. Si los cambios en la temperatura corporal ocurren muy cerca de la fecha de llegada de tu periodo, es muy probable que las hormonas estén involucradas. Después de la ovulación, la temperatura corporal incrementa un poco debido a un aumento de progesterona. Esta temperatura se mantiene y después disminuye conforme avanza tu periodo. También pueden estar ocurriendo una especie de bochornos, relacionados con los bajos niveles de estrógeno durante los días de flujo menstrual.

Problemas en el hipotálamo. Se cree que los niveles cambiantes de las hormonas sexuales femeninas pueden tener cierta influencia en el centro de control de temperatura del cerebro, es decir, el hipotálamo. Exactamente por qué o cómo pasa esto aún no está del todo claro, pero se considera que los cambios drásticos en los niveles de estrógeno pueden ser particularmente problemáticos. Un descenso de estrógeno durante la menopausia se considera como el causante de los bochornos y sudor durante la noche, y esto puede pasar en menor medida si una mujer joven tiene un desbalance hormonal.

Menopausia. La perimenopausia es la etapa que antecede a la menopausia, por lo que al estar muy cerca de la última menstruación, diferentes síntomas pueden manifestarse. Sudar durante la noche o tener bochornos, pueden ser un indicador de que te estás aproximando a la menopausia.

Cambios drásticos de peso. Tu peso corporal puede tener una gran influencia en el comportamiento de tus hormonas (para muestra la forma en la que afecta a tu ciclo menstrual). Tanto la grasa que consumimos durante nuestra dieta como la que tenemos en forma de tejido adiposo alojado en nuestro cuerpo, son muy importantes. Consumir grasas buenas es necesario para la producción adecuada de hormonas, mientras que tener mucho tejido adiposo puede afectar sus niveles.

Tus síntomas. Otros síntomas de tu periodo menstrual pueden estar contribuyendo a este aumento de temperatura. Si tus períodos son dolorosos, esto te puede dar una sensación de calor, lo mismo cuando te sientes enojada o irritada como parte de tus cambios de humor. Registra todos tus síntomas y presta atención a sus patrones.

¿Cómo solucionarlo?

Aliméntate adecuadamente. Llevar una alimentación sana y balanceada contribuye a mantener estable tu temperatura corporal. Esto porque digerir y procesar los alimentos requiere energía y a su vez esta energía genera calor, lo que es conocido como termogénesis inducida por la dieta (DIT). La cantidad de alimentos que comas y su contenido calórico determinarán el calor que tu cuerpo producirá al digerirlos y el tiempo que esto le tome. Por lo que es mejor evitar los alimentos pesados durante la noche y comer 3 horas antes de irte a dormir.

Limita la cafeína. Sí, la cafeína no sólo contribuye con síntomas como los cólicos y la retención de líquidos. Al estimular el sistema nervioso simpático, provoca que tu ritmo cardiaco, el ritmo respiratorio y la temperatura aumenten. Reduce el consumo de cafeína, especialmente durante la noche (porque además te puede espantar el sueño), bebe mucha agua y busca otras alternativas, como las infusiones, así será menos probable que sudes.

Toma un baño caliente. ¿Suena raro, cierto?, pero puede funcionar. Al entrar en contacto con el agua caliente tu organismo luchará para tratar de mantener su temperatura normal.

Prepárate para sentirte cómoda. El sudor también puede empeorar por el tipo de ropa que uses para dormir. Procura que tu pijama sea suelta y de materiales ligeros, como el algodón, para permitir que tu piel respire y no guarde más calor.

Además, durante esas noches es recomendable usar toallas nocturnas. Como Saba Buenas Noches, que además de ser más larga, ahora tiene un Centro Anatómico Súper Absorbente que absorbe justo dónde lo necesitas y distribuye mejor el flujo a través de los canales de la toalla.

Recuerda, si tienes inquietud por los cambios de temperatura de tu cuerpo o vienen acompañados de otros síntomas que no están relacionados con tu periodo, es aconsejable que consultes a tu médico. Esto porque sudar en exceso también puede ser un síntoma de otras condiciones como el hipertiroidismo.

" ["post_title"]=> string(49) "¿Por qué sudo durante las noches en mi periodo?" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(37) "sudo-durante-las-noches-en-mi-periodo" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2017-07-24 16:09:07" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2017-07-24 22:09:07" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(30) "http://www.saba.com.mx/?p=5755" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [4]=> object(WP_Post)#4051 (24) { ["ID"]=> int(5742) ["post_author"]=> string(1) "1" ["post_date"]=> string(19) "2017-07-05 08:36:21" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2017-07-05 14:36:21" ["post_content"]=> string(3498) "

Saba te informa

Para algunas chicas dormir durante el periodo puede parecer todo un reto no sólo por los síntomas sino también por el temor a tener algún accidente. Por eso te traemos algunos tips para manejar los problemas más comunes en esas noches.

1. Tu temperatura aumenta

La temperatura corporal se eleva después de la ovulación, lo que puede dificultarte conciliar el sueño. Para combatirlo lo mejor es mantener la temperatura de tu habitación más fría durante este tiempo. También toma un baño caliente antes de irte a la cama, de este modo el contraste entre la temperatura del cuarto y el baño puede ayudarte a dormir más rápido.

2. Cólicos

Los cólicos menstruales son uno de los síntomas mencionados de manera más frecuente como causa de falta de sueño. La mejor forma de combatirlos es aplicar una bolsita térmica o incluso tomar un baño de agua caliente para ayudar a que los músculos se relajen. Aquí te damos más tips para este síntoma.

3. Problemas digestivos

Si experimentas problemas digestivos que te mantienen en vela, esto puede deberse a las contracciones provocadas por las prostaglandinas, que tienen como fin la descamación del endometrio, sin embargo, en ocasiones estos movimientos también afectan al tracto digestivo. Comer cosas pesadas en combinación con el efecto de las prostaglandinas puede provocar que tus intestinos se contraigan y que vayas con más frecuencia al baño. Evita comer estas cosas antes de irte a la cama y sigue esta rutina de sueño para descansar apropiadamente.

4. Cómo evitar accidentes

La nueva línea Saba Buenas Noches, además de ser más larga, ahora tiene un Centro Anatómico Súper Absorbente que absorbe justo dónde lo necesitas y distribuye mejor el flujo a través de los canales de la toalla, lo que te ayuda a mantenerte protegida independientemente de cuánto te muevas.

Aquí te contamos un poco más sobre sus características:

Infografía-BN (1) Con estos tips, duerme tranquila para disfrutar de mañanas perfectas. Elige sentirte cómoda, elige Saba." ["post_title"]=> string(55) "Cómo manejar los problemas más comunes en esas noches" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(52) "como-manejar-los-sintomas-mas-comunes-en-esas-noches" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2017-07-06 07:05:30" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2017-07-06 13:05:30" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(30) "http://www.saba.com.mx/?p=5742" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [5]=> object(WP_Post)#4198 (24) { ["ID"]=> int(5736) ["post_author"]=> string(1) "1" ["post_date"]=> string(19) "2017-07-05 08:22:25" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2017-07-05 14:22:25" ["post_content"]=> string(5101) "

Saba te informa

Todas sabemos que como parte de nuestro periodo podemos tener cólicos menstruales o cambios de humor, y aunque cada chica experimenta diferentes síntomas, hay algunos que sí pueden definirse cómo anormales y no deben confundirse con algo común o a lo que te debes adaptar, ya que son un indicador de que tu periodo no está funcionando como debería.

Flujo muy abundante

Nadie conoce tu flujo mejor que tú, especialmente si llevas un registro. Pero en un periodo normal se pierden en total de 2 a 3 cucharadas de sangre aproximadamente, si usas más de 5 toallas o tampones al día, es mejor buscar una opinión médica.

¿Por qué? La menstruación abundante puede ser una señal de miomas uterinos, endometriosis, hipotiroidismo, entre otros.

Dolor menstrual muy intenso

Los cólicos menstruales son parte de los síntomas del Síndrome Premenstrual. Pero si regularmente experimentas dolores menstruales tan intensos que no te permiten realizar tus actividades normales o que no disminuyen aún con medicamento, puede ser algo más serio.

¿Por qué? Los periodos muy dolorosos pueden ser síntoma de afecciones como la endometriosis o la Enfermedad Inflamatoria Pélvica

Sagrado Intermenstrual

A menudo las mujeres pueden experimentar un goteo (sangrado muy ligero entre periodos) con consecuencia de estar bajo un método anticonceptivo hormonal y aunque en este caso no es algo de lo cual preocuparse, sí es importante mencionarlo en el doctor para entender que está pasando y cómo controlarlo.

¿Por qué? El sangrado intermenstrual también puede ser señal de problemas reproductivos, de embarazo o en algunos casos muy raros, de cáncer uterino.

Coágulos muy grandes

Si ocasionalmente notas algunos coágulos en tu toalla femenina, esto puede deberse a que tu flujo es abundante y los anticoagulantes en tu cuerpo no tienen tiempo de actuar. Pero si detectas coágulos más grandes que la punta de tu pulgar, es mejor consultar a tu ginecólogo.

¿Por qué? Los coágulos muy grandes pueden ser señal de miomas.

Dolor severo en la espalda baja

El dolor menstrual, mejor conocido como cólico, se puede extender a la parte baja de la espalda e incluso a los muslos, ya que las prostaglandinas provocan que el útero se contraiga y esto corta el suministro de oxígeno a otros músculos alrededor. Pero si el dolor es incapacitante o sucede en otros días de tu ciclo menstrual es mejor que un médico te revise.

¿Por qué? El dolor intenso en esta zona, al igual que en el caso de la zona abdominal y pélvica, puede ser una señal de endometriosis. También pueden ser indicador de miomas.

Cualquier cambio significativo en tu ciclo menstrual

Ya lo hemos mencionado con anterioridad, el periodo de cada chica tiene comportamientos y características muy distintos, y justo es por estas diferencias que el mayor indicador de que algo está sucediendo con tu salud reproductiva son cambios en los patrones de tus ciclos menstruales.

Si notas algo que no te parezca normal, sobre todo dentro de lo que habitualmente experimentas durante esos días, consulta a tu ginecólogo.

" ["post_title"]=> string(52) "Síntomas que no puedes confundir durante tu periodo" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(51) "sintomas-que-no-puedes-confundir-durante-tu-periodo" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(62) " http://www.saba.com.mx/miomas-uterinos-huespedes-indeseables/" ["post_modified"]=> string(19) "2017-07-05 08:36:52" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2017-07-05 14:36:52" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(30) "http://www.saba.com.mx/?p=5736" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(6) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#4047 (24) { ["ID"]=> int(5764) ["post_author"]=> string(1) "1" ["post_date"]=> string(19) "2017-07-24 16:31:04" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2017-07-24 22:31:04" ["post_content"]=> string(3403) "

La Zona V, al igual que cualquier otra área del cuerpo, requiere una rutina de cuidado especial, sobre todo porque tiene características que la vuelven muy sensible. Parte de ese buen cuidado íntimo, es saber identificar cuándo algo no va bien. A continuación te mencionamos cuáles son los problemas más comunes que pueden afectarla.

Mal olor

Aunque es normal que esta área tenga una esencia particular, un cambio en el olor puede ser indicador de una infección vaginal, o incluso de una enfermedad de transmisión sexual. Las infecciones por hongos son las más comunes, ya que normalmente se producen por una higiene poco adecuada o por descuidos que provocan condiciones poco higiénicas, como usar ropa interior de material sintético.

Conoce más sobre este tema aquí.

Granitos o bultos

Los granitos pueden aparecer en los labios de tu Zona V, en su entrada o incluso en su interior. Si después de un par de días no desaparecen y por el contrario la sensación de incomodidad va en aumento, también pueden indicar una infección, en cuyo caso es indispensable consultar a un médico.

Conoce más sobre cómo tratarlos aquí.

Comezón

Una sensación de picazón o comezón persistente también es indicador de que hay un problema que debe ser atendido. Ya que puede ser provocada por afecciones cutáneas, reacciones alérgicas hasta infecciones vaginales.

Conoce más sobre este síntoma aquí.

Resequedad

Este síntoma puede ser causado por factores como alergias, la lactancia o el uso de ciertos productos (por ejemplo, las duchas vaginales). Ocurre cuando hay un descenso en los niveles de estrógeno, que es la hormona encargada de mantener lubricado el interior de la Zona V, y aunque es muy común, si no se trata adecuadamente puede provocar problemas más serios, como lesiones.

Conoce más al respecto aquí.

Flujo excesivo

Aunque la Zona V produce secreciones para mantenerse sana y son completamente naturales, la humedad excesiva puede ser indicador de un problema. ¿Por qué?, porque la Zona V produce más flujo como mecanismo de defensa contra la proliferación de bacterias.

Conoce más sobre esta característica aquí.

Aunque no todos los problemas que se originan en la Zona V pueden ser evitados, estar atenta a cualquier cambio te ayudará a detectarlos y tratarlos oportunamente.

" ["post_title"]=> string(32) "5 problemas comunes en la Zona V" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(32) "5-problemas-comunes-en-la-zona-v" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2017-07-24 16:31:04" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2017-07-24 22:31:04" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(30) "http://www.saba.com.mx/?p=5764" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> string(3) "205" ["max_num_pages"]=> float(35) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(false) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(false) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(true) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "f463d35a568ad850782500139a816b49" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(true) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
Pregúntale a la Experta