NOVEDADES
object(WP_Query)#1527 (51) { ["query"]=> array(0) { } ["query_vars"]=> array(63) { ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["static"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(0) "" ["tag"]=> string(0) "" ["cat"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post__not_in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["posts_per_page"]=> int(6) ["post_type"]=> array(1) { [0]=> string(4) "post" } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(4) "DESC" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#4046 (6) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["queried_terms"]=> array(0) { } ["primary_table"]=> string(8) "wp_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#4045 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> bool(false) ["queried_object"]=> NULL ["queried_object_id"]=> NULL ["request"]=> string(181) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS wp_posts.ID FROM wp_posts WHERE 1=1 AND wp_posts.post_type = 'post' AND (wp_posts.post_status = 'publish') ORDER BY wp_posts.post_date DESC LIMIT 0, 6" ["posts"]=> &array(6) { [0]=> object(WP_Post)#4047 (24) { ["ID"]=> int(5808) ["post_author"]=> string(1) "1" ["post_date"]=> string(19) "2017-08-10 13:35:53" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2017-08-10 19:35:53" ["post_content"]=> string(3412) "

La menopausia es una consecuencia inevitable de la edad y se trata de un proceso fisiológico caracterizado por la deprivación de estrógenos (estradiol) y el aumento de la hormona estimulante del folículo, que se da por una disminución en la función de los folículos ováricos.

La disminución de los estrógenos causa síntomas inmediatos, desde la alteración en el sangrado menstrual hasta llegar a la ausencia de la menstruación, malestares generales, piel seca, caída de cabello, resequedad vaginal, atrofia vaginal, etc. Posteriormente las mujeres postmenopáusicas pueden presentar cambios atróficos en la piel y el tracto genitourinario.

La menopausia también constituye un factor de riesgo para la presencia de diversas enfermedades como la osteoporosis y las enfermedades cardiovasculares.

¿Cuáles son sus principales efectos en la zona V?

En la Zona V se pueden producir los siguientes cambios:

  • El flujo vaginal se reduce, al igual que la lubricación vaginal.
  • Los bajos niveles de estrógeno causan un aumento del pH vaginal y convierten a la vagina en un medio menos ácido tal como en la pubertad.
  • La mucosa vaginal es más delgada y presenta menos pliegues, lo que hace que sea menos flexible.
  • El tejido vulvo vaginal es seco y frágil, lo que lo vuelve es susceptible a lesiones y sangrado durante las relaciones sexuales.

No todas las mujeres desarrollan síntomas vulvo vaginales al entrar en esta etapa de su vida y en el caso de las que sí experimentan los síntomas, es importante que no asuman automáticamente que la causa son los bajos niveles de estrógeno. Existen otras posibles causas, por tanto, es necesario acudir siempre a la consulta de un médico especialista.

¿Qué cuidados tener en esa etapa?

Es muy importante no olvidar:

  • Usar un jabón intimo con ácido láctico que ayude a mantener el Ph vaginal ácido
  • Utilizar ropa íntima de algodón
  • Evitar duchas vaginales, ya que barren la flora normal de la vagina y condicionan la disminución de la lubricación normal de la vagina
  • Cambiar protectores diarios mínimo 3 veces al día para evitar humedad malos olores

La principal recomendación es acudir a revisión médica con un especialista que indique el tratamiento adecuado y oportuno para cada uno de los síntomas. Por ejemplo, la resequedad vaginal y la atrofia vaginal, pueden tratarse con cremas lubricantes o en su defecto con terapia hormonal vía oral o tópica.

" ["post_title"]=> string(44) "Cómo cuidar mi Zona V durante la menopausia" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(43) "como-cuidar-mi-zona-v-durante-la-menopausia" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2017-08-10 13:35:53" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2017-08-10 19:35:53" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(30) "http://www.saba.com.mx/?p=5808" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#4048 (24) { ["ID"]=> int(5805) ["post_author"]=> string(1) "1" ["post_date"]=> string(19) "2017-08-10 13:26:07" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2017-08-10 19:26:07" ["post_content"]=> string(3515) "

El embarazo se caracteriza por múltiples cambios a nivel hormonal, lo que a su vez causa un aumento en el flujo vaginal. Se considera normal y es provocado por una congestión de la mucosa vaginal, por lo que puede ser más abundante comparado con el que tiene una mujer no embarazada.

El flujo durante esta etapa se considera un efecto protector que previene el ascenso de bacterias hacia el feto que está creciendo. Este moco que continuamente humedece los genitales es el recambio del moco cervical que constituye el tapón mucoso del cuello uterino.

La secreción vaginal contiene agua, moco, grasa (por las glándulas sebáceas), células cervicovaginales, glóbulos blancos, anticuerpos y bacterias (lactobacillus acidofilus) en balance para mantener sana la Zona V, lo cual explica por qué las duchas vaginales son tan dañinas. Durante el embarazo y fuera de él están absolutamente prohibidas.

El flujo se produce en el cuello uterino en un 80% y en menor grado en las glándulas parauretrales de Skene y las vulvovestibulares de Bartholino que están situadas en la región vulvar, es decir, en la parte externa de la Zona V. La vagina no tiene glándulas pero se humedece por el filtrado de líquido desde sus capas más profundas, esto explica porque sigue húmeda aún cuando se retiren quirúrgicamente el cuello uterino y las glándulas de Bartholino.

¿Como puedo identificar una infección vaginal?

Generalmente el flujo es blanquecino, sin mal olor, su consistencia es líquida y no causa ni ardor ni comezón, en cuyo caso no provoca problemas a la madre ni al bebé.

Pero debe ser tratado de inmediato si cambia de color y viene acompañado de síntomas como irritación, comezón o ardor, ya que puede provocar una amenaza de aborto antes de las 20 semanas de gestación o amenaza de parto prematuro con ruptura de membranas amnióticas después de las 20 semanas de embarazo. Si este es el caso, es importante acudir a consulta para tratar la infección con óvulos vaginales o cremas vaginales, que son muy efectivas y evitarán poner en riesgo el embarazo.

¿Qué debo hacer para mantener mi Zona V saludable?

  • Es recomendable usar protectores diarios, cambiándolos como mínimo 3 veces al día, para evitar malos olores y humedad.
  • El uso de jabón íntimo específico para la zona íntima es básico, ya que ayuda a mantener un pH vaginal adecuado con un menor riesgo de infección.
  • También es muy importante evitar el uso de ropa ajustada, para permitir que haya una ventilación adecuada en la zona V.

Como puedes darte cuenta el flujo durante el embarazo es normal, lo importante es saber detectar cambios anormales y acudir a revisión médica oportuna para evitar complicaciones.

Aquí te compartimos más información sobre cómo mantener una rutina de higiene íntima durante el embarazo.

" ["post_title"]=> string(52) "¿Es normal tener flujo vaginal durante el embarazo?" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(49) "es-normal-tener-flujo-vaginal-durante-el-embarazo" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2017-08-10 13:26:07" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2017-08-10 19:26:07" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(30) "http://www.saba.com.mx/?p=5805" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [2]=> object(WP_Post)#4049 (24) { ["ID"]=> int(5776) ["post_author"]=> string(1) "1" ["post_date"]=> string(19) "2017-07-28 09:09:33" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2017-07-28 15:09:33" ["post_content"]=> string(3845) "

Saba te informa.

Dormir durante tu periodo puede parecerte todo un reto, principalmente por el estrés de tener un accidente, ya que sientes que debes permanecer toda la noche en una posición o te despiertas constantemente a checar que todo esté en orden. Esto no es nada recomendable pues interfiere con la calidad de tu descanso. que es de gran importancia para que te mantengas saludable. Además, poder moverte libremente al dormir, cambiando posiciones y permitiendo que tus músculos se relajen, te ayuda a alcanzar un sueño profundo.

Hay 3 formas en las que esta tensión te afecta.

  • El estrés puede afectar negativamente el sistema nervioso, especialmente de los nervios y su funcionamiento. Este sistema responde al estrés poniendo presión extra sobre los vasos sanguíneos, lo que reduce el flujo sanguíneo a los músculos, provocándote tensión muscular y dolor.
  • Durante el sueño, una cantidad extra de oxígeno es suministrada a los músculos y contribuye a la descomposición del ácido láctico. Cuando no duermes lo suficiente, el ácido láctico se acumula en los músculos provocando que se formen nudos. Además, las horas descanso también sirven para que el cuerpo se cure de las pequeñas heridas que se producen en los músculos durante el día. Por ello la falta de sueño provoca que tus músculos no se recuperen del todo y que se acumulen algunos malestares.
  • Además, al dormir tu cuerpo cambia de su sistema nervioso simpático activo al sistema nervioso parasimpático, que es más tranquilo. Sin embargo, esto se interrumpe con el estrés. Si estás demasiado preocupada, el sistema nervioso simpático no se cierra y tu cerebro se mantiene hiperactivo.

¡Y todo esto se puede volver una reacción en cadena! Te estresas y no puedes dormir, pero esa falta de descanso hace que te estreses más.

¿Cómo puedes evitarlo?

Toma un baño caliente para disminuir la tensión muscular y practicar técnicas de relajación como el yoga, que te ayuden a despejar tu mente. También es indispensable que duermas con la tranquilidad de tener la protección que necesitas durante todas tus horas de sueño, por eso te presentamos la nueva Saba Buenas Noches.

  • Su nuevo Centro Anatómico absorbe más donde más lo necesitas, gracias a que tiene más algodón.
  • Tiene diferente forma adelante y atrás, lo que permite que se adapte mejor a tu cuerpo.
  • Sus canales anti-escurrimiento ayudan a prevenir accidentes.
  • Distribuye mejor el flujo a través de sus canales.
Infografía-BN (1) Conoce otros tips para manejar los problemas más comunes durante esas noches.  " ["post_title"]=> string(31) "Evita el estrés en esas noches" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(30) "evita-el-estres-en-esas-noches" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2017-07-31 03:20:13" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2017-07-31 09:20:13" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(30) "http://www.saba.com.mx/?p=5776" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [3]=> object(WP_Post)#4050 (24) { ["ID"]=> int(5773) ["post_author"]=> string(1) "1" ["post_date"]=> string(19) "2017-07-28 08:47:33" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2017-07-28 14:47:33" ["post_content"]=> string(3351) "Saba te informa.

Una vez que comienzas a conocer el comportamiento de tus ciclos menstruales, es normal que te familiarices con algunos síntomas típicos de esos días como los cólicos menstruales y los cambios de humor, sin embargo, el periodo también puede impactar nuestro cuerpo en otras formas. Por ejemplo, el flujo menstrual abundante puede contribuir o causar anemia.

¿Por qué pasa?

La anemia es una enfermedad en la que la sangre tiene menos glóbulos rojos de lo normal y existen muchos tipos, entre ellos está la anemia por deficiencia de hierro, que es de la que hablaremos hoy.

Uno de los componentes del flujo menstrual es la sangre, que a su ves contiene hierro. Si la cantidad de hierro que ingieres no es suficiente para nivelar la que pierdes durante tu periodo, puedes sufrir una deficiencia de hierro. La deficiencia de hierro a su vez puede causarte anemia y esta condición evita que tus órganos y músculos no reciban suficiente oxígeno.

¿Cuáles son sus síntomas?

Aunque en cierto nivel la fatiga puede ser una consecuencia de tu periodo, si el cansancio es extremo o continúa aún después de que tu periodo ya terminó, puede ser un indicador de deficiencia de hierro.

Otros síntomas incluyen verte pálida y perder la concentración fácilmente. Además de que también debilita tu sistema inmunológico, lo que dificulta que tu organismo pueda combatir las infecciones.

¿Qué puedes hacer?

Si detectas algo fuera de lo normal durante tu periodo, no lo tomes a la ligera, lo mejor es que consultes a un especialista. Tu doctor solicitará que te hagas una prueba de sangre para determinar si efectivamente tus niveles de hierro están bajos y por medio de una revisión más exhaustiva podrá descartar otros padecimientos.

¿Cómo puedes evitarlo?

Hay alimentos y bebidas que en realidad pueden disminuir la absorción de hierro. Por mencionar algunos, el té o el café y los productos lácteos. Sin embargo, esta disminución de la absorción no debería ser problemática para las personas que llevan una dieta saludable y bien balanceada.

Por eso la mejor forma de prevenir esta deficiencia es ingerir alimentos ricos en hierro, como carne roja, pescado, yemas de huevo, nueces, granos enteros, frutos secos, espinacas, entre otros.

Tomar un suplemento de hierro puede ayudar a tratar la anemia por deficiencia de hierro, claro, siempre bajo supervisión e indicación de un especialista.

" ["post_title"]=> string(38) "La menstruación abundante y la anemia" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(37) "la-menstruacion-abundante-y-la-anemia" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(47) " http://www.saba.com.mx/menstruacion-abundante/" ["post_modified"]=> string(19) "2017-07-28 08:47:33" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2017-07-28 14:47:33" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(30) "http://www.saba.com.mx/?p=5773" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [4]=> object(WP_Post)#4051 (24) { ["ID"]=> int(5770) ["post_author"]=> string(1) "1" ["post_date"]=> string(19) "2017-07-28 08:40:14" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2017-07-28 14:40:14" ["post_content"]=> string(4741) "

Saba te informa.

El comportamiento de tu periodo va cambiando dependiendo de la etapa de tu vida en la que te encuentres, y tras un embarazo no es la excepción. Después del parto el cuerpo experimenta muchísimos cambios, dado que el útero se tiene que encoger para regresar a su forma natural y los niveles hormonales se van estabilizando, por lo que se va preparando para el regreso de tu periodo.

Aunque todos los cambios se irán dando poco a poco, después de 9 meses sin menstruación te pueden surgir muchas preguntas sobre qué sucederá cuando vuelva a suceder. A continuación te contamos lo que puedes detectar.

Semanas 1 a 6

Habrá flujo, pero aún no se trata de tu periodo y ocurre por que tu útero necesita eliminar los restos del embarazo cuando está sanando. Esta secreción (llamada loquios) contiene sangre, moco cervical y rastros de placenta, y se caracteriza por tener un color oscuro, aunque se irá aclarando conforme pase el tiempo. Tampoco debes asustarte si detectas algunos coágulos, estos se pueden formar por la sangre que se acumula en la vagina, especialmente si te encuentras acostada mucho tiempo. La cantidad también irá disminuyendo poco a poco.

¿Cuándo debes consultar a tu médico? Aunque el flujo es normal durante las primeras 6 semanas posteriores al parto, si dura más o se vuelve más abundante es aconsejable que tu especialista te revise.

Ojo, aunque no tengas tu periodo, esto no significa que no puedas embarazarte, así que es importante que tomes precauciones.

Semanas 6 a 8

Si no estás amamantando, lo más probable es que vuelvas a tener tu periodo, ya que por lo general la menstruación vuelve 6 semanas después del alumbramiento.

Aunque este primer periodo puede tener el comportamiento al que estás acostumbrada, no te preocupes si es más ligero o más abundante, ¡tu cuerpo aún se está ajustando! Y descuida, eventualmente se ajustará, pero es probable que sea diferente a tus periodos antes del embarazo.

¿Cuándo debes consultar a tu médico? Si tu periodo es muy abundante (que te obligue a cambiarte la toalla o tampón cada hora), dura más de 7 días o viene acompañado de cólicos muy severos.

Ojo, si usas un método anticonceptivo hormonal también es importante que lo platiques con tu ginecólogo, para que te indique los efectos que puede tener.

Semanas 8 a 24

Si estás amamantando, esto puede retrasar prolongadamente la llegada de tu periodo. La prolactina, que es la hormona responsable de estimular la producción de leche, suprime la ovulación, por lo que tu periodo puede ausentarse al menos por 6 meses. Cuando llegue puede tener un comportamiento un poco más errático mientras se re-ajusta. Por ejemplo, puedes notar las siguientes diferencias.

  • Dolor menstrual más leve o intenso
  • Coágulos
  • Flujo más abundante
  • Flujo con interrupciones (se detiene y vuelve a comenzar)

Ojo, si no estás amamantando y tu periodo se retrasa, también puede deberse al estrés. Aquí te contamos un poco más sobre este tema.

Este es un panorama general de lo que puedes esperar durante esta etapa, pero dado que nuestros periodos se comportan de maneras muy diferentes y existen circunstancias únicas en cada una de nosotras, es aconsejable que consultes a tu médico para que resuelva tus dudas y te dé seguimiento. Por ejemplo, si tu opción de protección durante tu periodo son los tampones, el especialista podrá indicarte cuándo podrás retomar su uso.

" ["post_title"]=> string(35) "La menstruación después del parto" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(33) "la-menstruacion-despues-del-parto" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2017-07-28 08:40:14" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2017-07-28 14:40:14" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(30) "http://www.saba.com.mx/?p=5770" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [5]=> object(WP_Post)#4197 (24) { ["ID"]=> int(5764) ["post_author"]=> string(1) "1" ["post_date"]=> string(19) "2017-07-24 16:31:04" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2017-07-24 22:31:04" ["post_content"]=> string(3403) "

La Zona V, al igual que cualquier otra área del cuerpo, requiere una rutina de cuidado especial, sobre todo porque tiene características que la vuelven muy sensible. Parte de ese buen cuidado íntimo, es saber identificar cuándo algo no va bien. A continuación te mencionamos cuáles son los problemas más comunes que pueden afectarla.

Mal olor

Aunque es normal que esta área tenga una esencia particular, un cambio en el olor puede ser indicador de una infección vaginal, o incluso de una enfermedad de transmisión sexual. Las infecciones por hongos son las más comunes, ya que normalmente se producen por una higiene poco adecuada o por descuidos que provocan condiciones poco higiénicas, como usar ropa interior de material sintético.

Conoce más sobre este tema aquí.

Granitos o bultos

Los granitos pueden aparecer en los labios de tu Zona V, en su entrada o incluso en su interior. Si después de un par de días no desaparecen y por el contrario la sensación de incomodidad va en aumento, también pueden indicar una infección, en cuyo caso es indispensable consultar a un médico.

Conoce más sobre cómo tratarlos aquí.

Comezón

Una sensación de picazón o comezón persistente también es indicador de que hay un problema que debe ser atendido. Ya que puede ser provocada por afecciones cutáneas, reacciones alérgicas hasta infecciones vaginales.

Conoce más sobre este síntoma aquí.

Resequedad

Este síntoma puede ser causado por factores como alergias, la lactancia o el uso de ciertos productos (por ejemplo, las duchas vaginales). Ocurre cuando hay un descenso en los niveles de estrógeno, que es la hormona encargada de mantener lubricado el interior de la Zona V, y aunque es muy común, si no se trata adecuadamente puede provocar problemas más serios, como lesiones.

Conoce más al respecto aquí.

Flujo excesivo

Aunque la Zona V produce secreciones para mantenerse sana y son completamente naturales, la humedad excesiva puede ser indicador de un problema. ¿Por qué?, porque la Zona V produce más flujo como mecanismo de defensa contra la proliferación de bacterias.

Conoce más sobre esta característica aquí.

Aunque no todos los problemas que se originan en la Zona V pueden ser evitados, estar atenta a cualquier cambio te ayudará a detectarlos y tratarlos oportunamente.

" ["post_title"]=> string(32) "5 problemas comunes en la Zona V" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(32) "5-problemas-comunes-en-la-zona-v" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2017-07-24 16:31:04" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2017-07-24 22:31:04" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(30) "http://www.saba.com.mx/?p=5764" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(6) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#4047 (24) { ["ID"]=> int(5808) ["post_author"]=> string(1) "1" ["post_date"]=> string(19) "2017-08-10 13:35:53" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2017-08-10 19:35:53" ["post_content"]=> string(3412) "

La menopausia es una consecuencia inevitable de la edad y se trata de un proceso fisiológico caracterizado por la deprivación de estrógenos (estradiol) y el aumento de la hormona estimulante del folículo, que se da por una disminución en la función de los folículos ováricos.

La disminución de los estrógenos causa síntomas inmediatos, desde la alteración en el sangrado menstrual hasta llegar a la ausencia de la menstruación, malestares generales, piel seca, caída de cabello, resequedad vaginal, atrofia vaginal, etc. Posteriormente las mujeres postmenopáusicas pueden presentar cambios atróficos en la piel y el tracto genitourinario.

La menopausia también constituye un factor de riesgo para la presencia de diversas enfermedades como la osteoporosis y las enfermedades cardiovasculares.

¿Cuáles son sus principales efectos en la zona V?

En la Zona V se pueden producir los siguientes cambios:

  • El flujo vaginal se reduce, al igual que la lubricación vaginal.
  • Los bajos niveles de estrógeno causan un aumento del pH vaginal y convierten a la vagina en un medio menos ácido tal como en la pubertad.
  • La mucosa vaginal es más delgada y presenta menos pliegues, lo que hace que sea menos flexible.
  • El tejido vulvo vaginal es seco y frágil, lo que lo vuelve es susceptible a lesiones y sangrado durante las relaciones sexuales.

No todas las mujeres desarrollan síntomas vulvo vaginales al entrar en esta etapa de su vida y en el caso de las que sí experimentan los síntomas, es importante que no asuman automáticamente que la causa son los bajos niveles de estrógeno. Existen otras posibles causas, por tanto, es necesario acudir siempre a la consulta de un médico especialista.

¿Qué cuidados tener en esa etapa?

Es muy importante no olvidar:

  • Usar un jabón intimo con ácido láctico que ayude a mantener el Ph vaginal ácido
  • Utilizar ropa íntima de algodón
  • Evitar duchas vaginales, ya que barren la flora normal de la vagina y condicionan la disminución de la lubricación normal de la vagina
  • Cambiar protectores diarios mínimo 3 veces al día para evitar humedad malos olores

La principal recomendación es acudir a revisión médica con un especialista que indique el tratamiento adecuado y oportuno para cada uno de los síntomas. Por ejemplo, la resequedad vaginal y la atrofia vaginal, pueden tratarse con cremas lubricantes o en su defecto con terapia hormonal vía oral o tópica.

" ["post_title"]=> string(44) "Cómo cuidar mi Zona V durante la menopausia" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(43) "como-cuidar-mi-zona-v-durante-la-menopausia" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2017-08-10 13:35:53" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2017-08-10 19:35:53" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(30) "http://www.saba.com.mx/?p=5808" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> string(3) "210" ["max_num_pages"]=> float(35) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(false) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(false) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(true) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "f463d35a568ad850782500139a816b49" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(true) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
Pregúntale a la Experta