NOVEDADES
object(WP_Query)#1527 (51) { ["query"]=> array(0) { } ["query_vars"]=> array(63) { ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["static"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(0) "" ["tag"]=> string(0) "" ["cat"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post__not_in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["posts_per_page"]=> int(6) ["post_type"]=> array(1) { [0]=> string(4) "post" } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(4) "DESC" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#4046 (6) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["queried_terms"]=> array(0) { } ["primary_table"]=> string(8) "wp_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#4045 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> bool(false) ["queried_object"]=> NULL ["queried_object_id"]=> NULL ["request"]=> string(181) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS wp_posts.ID FROM wp_posts WHERE 1=1 AND wp_posts.post_type = 'post' AND (wp_posts.post_status = 'publish') ORDER BY wp_posts.post_date DESC LIMIT 0, 6" ["posts"]=> &array(6) { [0]=> object(WP_Post)#4047 (24) { ["ID"]=> int(5502) ["post_author"]=> string(1) "1" ["post_date"]=> string(19) "2017-03-17 09:21:01" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2017-03-17 15:21:01" ["post_content"]=> string(19717) "Conoce todo lo que necesitas saber sobre cuidado íntimo, desde los productos qué puedes usar para tu rutina de higiene íntima hasta las afecciones que pueden comprometer tu Zona V, sólo da clic sobre la letra del término que estés buscando. También te recomendamos agregar esta página a tus Favoritos, porque poco a poco iremos agregando nuevos términos. ¿Tienes alguna duda sobre cuidado íntimo y no encuentras la información que necesitas? Escríbele a nuestra experta o envíanos un mensaje privado en Facebook.

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y  Z

A

 

Absceso: Es la acumulación de líquido en un tejido. En el caso de tu Zona V, pueden originarse en las glándulas que se encuentran a cada lado de su abertura, lo que se conoce como Bartolinitis. Consulta sus síntomas y tratamiento aquí.

Alérgenos: Son aquellas sustancias o componentes que pueden provocar una respuesta alérgica en tu Zona V. Por ejemplo, fragancias, aceites, látex o algunas telas.

B

 

Bartolinitis: Es la inflamación de las glándulas de Bartolino, que se encuentran a cada lado de la entrada de la Zona V. Conoce sus síntomas y tratamiento.

C

 

Candidiasis: Es una infección vaginal provocada por la bacteria Candida albicans, también conocida como levadura. Aunque está presente de forma natural en la Zona V, en algunas situaciones puede aumentar su nivel, lo que provoca la infección.

Colposcopia: Una colposcopia es un estudio que se usa para detectar células anormales en el cérvix, el cuello del útero y en las áreas cercanas a este. Se realiza con un colposcopio, que es un instrumento similar a unos binoculares con luz, montado en una base.

Comezón: Es un malestar que puede ser causado por diferentes factores como la depilación, una alergia o infecciones vaginales. Conoce más sobre este síntoma.

Cultivo vaginal: También se conoce como cultivo endocervical. En este procedimiento el médico usa una varilla o hisopo para sacar muestras del interior de la Zona V, auxiliándose con un espéculo para mantener el área abierta y facilitar la exploración. Entre la muestra se encuentran células y secreciones como el moco cervical, que se envían a un laboratorio para identificar una infección.

D

 

Dermatitis vulvar: Se refiere a una afección en la piel de esta zona, caracterizada por piel seca o picor, que en casos más graves también puede presentar síntomas como sarpullido e inflamación.

Existe tanto dermatitis irritativa, que aparece por la exposición a sustancias irritantes, o dermatitis alérgica, provocado por un alérgeno al que la persona afectada ya está previamente sensibilizada.

Depilación: Es el proceso para la eliminación del vello de esta zona. Es importante, antes de decidir si realizarla o no, conocer que el vello púbico tiene algunas funciones específicas para la salud de la Zona V, además de otros factores que aquí te mencionamos.

Ducha vaginal: Es un método que consiste en lavar la Zona V de manera interna, usando una solución especial. Conoce más sobre este método y sus implicaciones.

E

 

Embarazo: Durante esta etapa, la zona íntima experimenta diferentes cambios, por lo que es importante cuidarla con productos que respeten sus características. Conoce cómo seguir una rutina de higiene íntima durante el embarazo.

Flora Vaginal: Se refiere al concentrado de bacterias que viven de forma natural en la región vaginal. Es uno de los componentes que contribuyen a protegerla.

Enfermedad inflamatoria pélvica: También conocida como EIP, por sus siglas, es una infección e inflamación de los órganos reproductivos como el útero y los ovarios. Conoce los factores qué pueden provocarla.

Enfermedades de Transmisión Sexual: También conocidas como ETS, por sus siglas, son infecciones transmitidas por medio de contacto sexual. La sintomatología y efectos pueden variar en cada una.

Examen pélvico: Es una prueba que incluye la exploración de los genitales así como de los órganos femeninos internos, para buscar signos de infecciones u otras enfermedades. Puede incluir también el Papanicolau, que consiste en la extracción de algunas células del cérvix, el cuello uterino.

F

 

Foliculitis: Es la irritación e inflamación de los folículos pilosos, que viene acompañada de síntomas como erupciones en la piel y escozor. Puede ocurrir como resultado de la depilación del vello de esta zona.

Flujo: De acuerdo a la etapa del ciclo menstrual, la Zona V produce una secreción para mantenerse sana. Es una combinación de sustancias, entre ellas, fluido que se filtra a través de las paredes internas de la Zona V, mucosa cervical, fluido del útero, sudor y secreciones de la vulva, células viejas de las paredes internas de la Zona V y bacterias saludables. Conoce más sobre su apariencia y cómo detectar cuando algo no va bien.

G

 

Granitos: Estas lesiones pueden aparecer en los labios de tu Zona V, en su entrada o incluso en su interior. Conoce aquí los factores que los provocan y cómo prevenirlos.

H

 

Hidratación: Beber suficiente agua contribuye a mantener lubricada la Zona V y regula su pH para prevenir olores desagradables.

Higiene: Seguir una rutina diaria de higiene íntima, con productos que respeten las características de la Zona V, es esencial para mantenerla sana, aunque tampoco debe ser excesiva. Conoce aquí cuáles son los elementos que debes incluir como parte de tu rutina de cuidado íntimo.

Humedad: El flujo producido por la Zona V puede provocar una sensación de humedad, pero en algunos casos puede ser abundante. Conoce cuáles son los focos rojos a los que debes permanecer atenta.

I

 

Irritantes: Son sustancias que al entrar en contacto con la piel de tu Zona V provocan irritación. Por ejemplo, suavizantes de telas, detergentes y secreciones corporales. Conoce más sobre la Dermatitis de Contacto Irritante.

Infección vaginal: Cuando la defensa natural de la Zona V se ve afectada o pierde su balance, se pueden producir afecciones con una sintomatología muy variada. Conoce más sobre la importancia de detectarlas.

J

 

Jabón íntimo: Es un jabón especial para la limpieza externa de la Zona V, formulado con ingredientes que contribuyen a mantener su balance natural. Conoce cuáles son sus beneficios y características.

Jabón en barra: Es un producto de limpieza usado en el baño pero cuyas características pueden ser agresivas al entrar en contacto con la piel de la Zona V. Conoce más sobre los riesgos de usarlo como parte de tu rutina de limpieza íntima.

K

 

Kegel: Son una serie de ejercicios para fortalecer los músculos del suelo pélvico. Consisten en apretar los músculos de esta zona simulando el contener la orina y luego soltando, se deben realizar 15 repeticiones diarias.

L

 

Lactobacilos: Forman parte de la flora natural de la Zona V y son consideradas bacterias positivas, porque actúan como defensores para inhibir el desarrollo de bacterias dañinas. Conoce más sobre los componentes que intervienen en la salud de tu Zona V.

Limpieza: La piel de la Zona V es muy sensible, por lo que además de limpiarla con productos específicos, también es importante saber cómo hacerlo. Conoce más aquí.

M

 

Miomas uterinos: También conocidos como fibromas, son crecimientos formados en y alrededor de la pared del útero por células musculares y otros tejidos. Conoce más sobre sus síntomas y formas de diagnóstico.

O

 

Olor: Al igual que el resto del cuerpo, la Zona V también tiene una esencia propia y es completamente normal, pero hay ciertos olores que pueden indicar que existe una infección. Conoce lo que es natural y lo que representa una alerta.

P

 

Papanicolaou: Durante esta prueba, se abren las paredes de la Zona V con ayuda de un espéculo y se extraen células del cérvix, el cuello del útero, con una espátula o cepillo, que posteriormente se envían al laboratorio. Esto permite detectar alteraciones, antes de que se desarrolle el cáncer. Conoce más sobre la importancia de esta prueba.

pH: El pH (siglas de potencial de hidrógeno), es el nivel de acidez de una sustancia en una escala de 0 a 14, con los números más bajos representando mayor acidez. La Zona V debe ser ácida, para inhibir la proliferación de bacterias. Aquí te contamos más sobre los componentes que mantienen el balance de tu Zona V.

Piel: La piel de la Zona V es muy delgada, por lo que es más propensa a lastimarse. Conoce cómo cuidarla.

Pólipos endometriales: Son crecimientos benignos en la capa interna del útero, el endometrio, por lo que son muy vascularizados, es decir, están provistos de vasos sanguíneos. Conoce más sobre sus síntomas y tratamiento.

Protectores diarios: Son un producto de cuidado íntimo diario, para mantener la ropa interior libre de las secreciones producidas por la Zona V. Conoce todo sobre ellos.

Q

 

Quistes: Son bultos que se forman cuando algún conducto se obstruye, formando una cápsula de aire, pus u otra sustancia. Conoce cuáles son sus tipos y cómo se detectan.

R

 

Ropa interior: Es otro elemento básico del cuidado íntimo, pues para evitar que se acumule humedad es importante que permita que la piel respire adecuadamente. Es aconsejable que no sea muy ajustada y que al menos su puente sea de algodón. Conoce otras recomendaciones que debes tomar en cuenta al elegirla.

S

 

Sudor: Al igual que otras áreas del cuerpo, la piel de la Zona V también transpira y no únicamente como producto del calor, sino también por el estrés. Conoce más sobre este tema.

T

 

Toallitas húmedas: Son otro elemento de cuidado íntimo, que ayudan a eliminar la transpiración y los residuos de algunas secreciones de la Zona V. Conoce todos sus beneficios.

U

 

Ultrasonido: Es un estudio que mediante la producción de fotografías de las estructuras internas del cuerpo, ayuda a diagnosticar los problemas que afectan a los órganos como el útero y los ovarios.

Uso externo: El interior de tu Zona V tiene su propio mecanismo de limpieza, por lo que no es necesario usar productos de limpieza interna. Con los productos de cuidado externo es suficiente.

V

 

Vaginitis: También conocida como vulvovaginitis, es una inflamación o infección que puede afectar tanto la Zona V como su interior. Algunos de sus síntomas son dolor, secreciones anormales y mal olor.

Vaginosis bacteriana: Es una infección provocada por una combinación de bacterias, es decir, por una proliferación de bacterias malas. Es la más común en mujeres en edad reproductiva.

Vello: Ayuda a prevenir rozaduras, al evitar la fricción directa entre la piel y la ropa, contribuye a que la Zona V mantenga una temperatura cálida, lo que permite mantener la piel libre de bacterias, y evita que estas entren en la Zona V.

Y

 

Yogurt probiótico: Es rico en lactobacilos, las bacterias “buenas” que se encuentran de forma natural en la Zona V. Puede ser especialmente bueno consumirlo después de un tratamiento, pues hay ciertos medicamentos que matan a los lactobacilos.

Z

 

Zona V: Al hablar de cuidado íntimo, es normal que mencionemos esta área constantemente, pero por diferentes factores, es muy común que exista cierto desconocimiento acerca de las partes que la integran y su apariencia. Consulta este esquema.

" ["post_title"]=> string(23) "ABC del cuidado íntimo" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(22) "abc-del-cuidado-intimo" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(217) "http://www.saba.com.mx/es-bueno-o-malo-depilar-zona-v/ http://www.saba.com.mx/miomas-uterinos-huespedes-indeseables/ http://www.saba.com.mx/jabon-intimo/ http://www.saba.com.mx/para-que-sirven-los-protectores-diarios/" ["post_modified"]=> string(19) "2017-03-17 09:44:18" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2017-03-17 15:44:18" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(30) "http://www.saba.com.mx/?p=5502" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#4048 (24) { ["ID"]=> int(5497) ["post_author"]=> string(1) "1" ["post_date"]=> string(19) "2017-03-17 03:45:09" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2017-03-17 09:45:09" ["post_content"]=> string(5744) "

También conocida como EIP, por sus siglas, la Enfermedad Inflamatoria Pélvica es una infección e inflamación de los órganos reproductivos femeninos.

¿Cómo se produce la Enfermedad Inflamatoria Pélvica?

El cérvix, la entrada del útero, evita que las bacterias que ingresan a la vagina se extiendan a los órganos reproductivos internos, pero cuando se ve comprometido por una Enfermedad de Transmisión Sexual (ETS) como la clamidia o la gonorrea, puede perder esta capacidad.

La Enfermedad Inflamatoria Pélvica ocurre cuando los organismos que causaron una infección viajan desde el cérvix hasta el tracto genital superior. Otras maneras en las que las bacterias pueden entrar al organismo son durante el parto, al insertar un dispositivo intrauterino (DIU) o durante un aborto.

¿Cuáles son sus síntomas?

Pueden ser muy variados, pero incluyen los siguientes:

  • Dolor sordo, es decir, no necesariamente intenso pero sí constante, o sensibilidad en la pelvis, en el área baja del abdomen o en la parte inferior de la espalda.
  • Flujo vaginal con color, consistencia y olor inusuales.
  • Dolor al orinar.
  • Dolor durante las relaciones sexuales vaginales o sangrado después de tenerlas.
  • Cólicos menstruales intensos o con una duración más larga de la habitual.
  • Escalofríos o fiebre.
  • Náusea y vómito.
  • Periodos anormalmente largos y dolorosos, o cuya apariencia es inusual.
  • Sangrado intermenstrual.

¿Cuáles son los factores de riesgo?

  • Las mujeres con Enfermedades de Transmisión Sexual tienen un riesgo más alto de desarrollar EIP.
  • Las mujeres que ya han tenido un episodio de EIP también son más propensas a tener un nuevo episodio.
  • Es más probable que la EIP se desarrollé en adolescentes sexualmente activas que en mujeres adultas
  • Las mujeres con diferentes parejas sexuales tienen mayor riesgo de contraer ETS y desarrollar EIP.
  • Las duchas vaginales también pueden contribuir a la EIP, al empujar las bacterias hacia el tracto genital superior.

¿Cómo se puede prevenir?

  • Usar un método anticonceptivo de barrera, condón, al tener relaciones sexuales.
  • Evitar el uso de duchas vaginales.
  • Realizando exámenes frecuentes para descartar ETS o tratarlas a tiempo.

¿Cómo puede detectarse?

La EIP es difícil de detectar, porque algunos de sus síntomas pueden asociarse con otros padecimientos, sin embargo, es importante acudir a revisión regular con el ginecólogo. Este puede diagnosticarla mediante diferentes pruebas, como:

  • Análisis para determinar si existe alguna ETS que haya provocado la EIP.
  • Análisis de sangre.
  • Análisis de secreciones vaginales y del cuello uterino.
  • Un examen pélvico.

¿Cuál es su tratamiento?

  • Antibióticos: En etapas tempranas para casos sencillos el tratamiento consiste en antibióticos vía oral. En casos muy significativos se puede tratar con una combinación de antibióticos inyectables así como orales. Si el tratamiento no es efectivo, la infección es más severa o no puedes tomar antibióticos vía oral, puede ser necesaria la hospitalización para recibir medicamentos vía intravenosa.
  • Cirugía: Si la EIP causo abscesos, puede ser necesaria una intervención quirúrgica para removerlos, o el órgano que los tiene para evitar que se rompan y causen que la infección se propague por la pelvis y el abdomen.

Si los abscesos se han formado en el útero o los ovarios, el especialista puede recomendar su extirpación.

  • Además, si la EIP fue provocada por ETS, es importante que la pareja también sea tratada, para evitar una recaída tras un nuevo contacto sexual.

¿Qué pasa si no se trata?

Si no se trata a tiempo, la Enfermedad Inflamatoria Pélvica puede provocar daños serios a los órganos internos, con consecuencias como infertilidad, embarazos ectópicos (cuando el óvulo fecundado se implanta fuera del útero) y dolor crónico. Además, puede entrar en el torrente sanguíneo o esparcirse a otras partes del cuerpo provocando más complicaciones.

" ["post_title"]=> string(46) "¿Qué es la Enfermedad Inflamatoria Pélvica?" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(41) "que-es-la-enfermedad-inflamatoria-pelvica" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2017-03-17 03:48:58" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2017-03-17 09:48:58" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(30) "http://www.saba.com.mx/?p=5497" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [2]=> object(WP_Post)#4049 (24) { ["ID"]=> int(5492) ["post_author"]=> string(1) "1" ["post_date"]=> string(19) "2017-03-17 03:29:36" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2017-03-17 09:29:36" ["post_content"]=> string(3681) "

La fatiga es uno de los síntomas más comunes del Síndrome Premenstrual, y esto de sueño puede continuar a lo largo de la menstruación, pues no sólo se desencadena por la descarga hormonal sino por la incomodidad de los malestares, como la retención de líquidos, que pueden impedir que el cuerpo se relaje.

Registra tu ciclo menstrual

Si no conoces el funcionamiento que tienen tus ciclos menstruales, es muy fácil que atribuyas la fatiga a otros factores de tu día a día. Llevando un calendario para registrar cuándo aparecen los síntomas y su intensida, sabrás cómo prepararte. Esto lo puedes realizar en una app para tu celular o en un calendario impreso. Aquí te damos más detalles.

Cuida lo que comes

Si no satisfaces tus antojos de manera saludable y de acuerdo a lo que tu cuerpo te está pidiendo, ¡esto también puede causar que te fatigues! Ya que al consumir comida chatarra, los niveles de azúcar suben súper rápido pero, una vez que se pasa el efecto, su descenso también es muy brusco. Además, si tomas una siesta durante el bajón, sólo arruinarás más tus horarios de sueño. Conoce a qué se debe cada tipo de antojo.

Duerme bien

Tanto la calidad como la cantidad son importantes. Es decir, además de dormir el número de horas necesarias, unas 8 durante tu periodo, también debes hacerlo correctamente. Por ejemplo, evita usar electrónicos antes de irte a la cama y trata de dormir a la misma hora todas las noches, en una posición cómoda. Conoce todo lo que necesitas para tener el descanso ideal.

Ejercítate

El ejercicio es una manera natural de calmar los síntomas típicos del periodo, esto porque las endorfinas que tu cuerpo produce al hacerlo te ponen de buen humor y te dan energía.

Ojo, en la etapa premenstrual lo aconsejable es hacer ejercicios de baja intensidad, para no exigirle demasiado a tu cuerpo. Estos son los tips que no debes pasar por alto al ejercitarte.

Algo calientito

Cuando estás en tu periodo y te sientes cansada, una buena forma de prepararte para un sueño profundo es con un poco de calor que te relaje. Esto puede ser con un baño o tomando agua calientita, por ejemplo, en una infusión. No sólo te tranquilizará sino que también te ayudará a relajar los músculos.

Si aún con todas las precauciones te sientes agotada y esto no permite que hagas tus actividades de manera normal, lo mejor es que consultes a tu médico para que se asegure de que no se debe a algo más. Por ejemplo, los problemas de la tiroides, la glándula que controla el metabolismo, también pueden causar síntomas como fatiga, irritabilidad y aumento de peso.

" ["post_title"]=> string(31) "Fatiga durante la menstruación" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(30) "fatiga-durante-la-menstruacion" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2017-03-17 03:29:36" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2017-03-17 09:29:36" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(30) "http://www.saba.com.mx/?p=5492" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [3]=> object(WP_Post)#4050 (24) { ["ID"]=> int(5487) ["post_author"]=> string(1) "1" ["post_date"]=> string(19) "2017-03-17 03:11:04" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2017-03-17 09:11:04" ["post_content"]=> string(4144) "

Algo fundamental para poder cuidarnos es estar bien informadas sobre lo que le sucede a nuestro cuerpo durante la menstruación, por eso aquí te explicamos qué provoca 5 de sus síntomas más comunes y cómo calmarlos.

Acné

La causa: Se trata de toda una combinación de hormonas, pero principalmente, los altos niveles de testosterona durante la menstruación activan aún más las glándulas sebáceas, desencadenando más producción de sebo. Esto puede provocarte desde sólo un brillo natural en el rostro, hasta algunos brotes.

Cómo solucionarlo: Además de tener buenos hábitos de higiene, también es importante llevar un estilo de vida saludable, sobre todo en lo que se refiere a la comida. Pero el que te puede dar un tratamiento específico y adecuado, es tu médico. Conoce más sobre el acné hormonal.

Cólicos

La causa: Son provocados por las contracciones del útero para lograr que el endometrio se desprenda, lo que es inducido por las sustancias prostaglandinas.  Y no sólo puedes sentirlos en el vientre, también pueden extenderse a los muslos y la parte baja de la espalda.

Cómo solucionarlo: Puedes probar aplicando una bolsita térmica sobre tu vientre, pues el calor además de ser antiinflamatorio también es un analgésico natural para esta zona. Aquí te decimos cómo hacer la tuya.

Fatiga

La causa: Los cambios hormonales sumados a la incomodidad de otros síntomas que podemos  experimentar como parte del SPM, pueden impedir que nuestro cuerpo se relaje.

Cómo solucionarlo: Además de tener hábitos saludables para comer, es importante que te asegures de tener las horas suficientes de sueño y que este descanso sea de buena calidad. Aquí te damos más detalles.

Antojos

La causa: Los antojos son la manera en la que el cuerpo manifiesta lo que le falta, pues los cambios hormonales provocan que el organismo necesite algunas sustancias en determinados momentos.

La solución: Es importante que respetes tus horarios de comida y te mantengas hidratada, además de responder a estos antojos con una opción saludable. Conoce algunos tips aquí.

Hinchazón

La causa: Si tienes la sensación de que subiste de peso o te sientes hinchada, puede deberse a la retención de líquidos. Aunque no se sabe a ciencia cierta qué provoca estos síntomas, al igual que todo lo relacionado con el periodo, también puede estar determinado por los cambios hormonales.

La solución: Evita consumir alimentos con un alto contenido de sal y también la cafeína, pues esto sólo estimula más la retención de líquidos. Si esto por sí sólo no mejora el malestar, es aconsejable que consultes a tu médico.

Y no lo olvides, también es básico que lleves un registro de tus ciclos menstruales, anotando los síntomas y su intensidad.

 " ["post_title"]=> string(64) "Cómo calmar 5 de los síntomas más comunes de la menstruación" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(49) "calmar-5-los-sintomas-mas-comunes-la-menstruacion" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2017-03-17 03:30:56" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2017-03-17 09:30:56" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(30) "http://www.saba.com.mx/?p=5487" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [4]=> object(WP_Post)#4051 (24) { ["ID"]=> int(5470) ["post_author"]=> string(1) "1" ["post_date"]=> string(19) "2017-03-06 11:54:53" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2017-03-06 17:54:53" ["post_content"]=> string(4713) "

El cáncer de ovario es una patología que se presenta en tercer lugar de los tipos de cáncer ginecológico en México, después del cáncer de cérvix y cáncer de mama. Tiene una incidencia (nuevos casos reportados) en México del 4.4%, con una mortalidad del 4.7% y una prevalencia ( mujeres afectadas) del 4.8%. En el mundo se presentan 225,500 nuevos casos de cáncer de ovario al año. En nuestro país son 5.5 mujeres afectadas  por cada 100 mil mujeres.

El cáncer de ovario puede desarrollarse de tres partes: del epitelio que es la parte que cubre al ovario, de la parte germinal que se encuentra en el interior del ovario y es donde se forman los óvulos o de la parte estromal donde se producen las hormonas femeninas. El 93% de los tipos de cáncer ovárico son de origen epitelial.

¿Cuáles son los factores de riesgo?

A continuación te indicamos los factores de riesgo.
  • Tener  más de 40 años de edad. Cualquier mujer puede tener cáncer de ovario, pero las mujeres de edad avanzada tienen mayor probabilidad. Aproximadamente el 90% de pacientes con cáncer de ovario tiene mas de 50 años.
  • Antecedente de cáncer ovario en madre, hermana o abuela por parte materna o paterna. Las mutaciones en el BRCA1 y el BRCA2 también son responsables de la mayoría de los cánceres de ovario hereditarios.
  • Antecedente de cáncer de mama, de útero o colorrectal.
  • No haber tenido hijos o haber tenido problemas para quedar embarazada.
  • Tener endometriosis, una enfermedad en la que el tejido del revestimiento del útero crece en otra parte del cuerpo).

Si alguien tiene uno o más de estos factores, no necesariamente significa que contraerá cáncer de ovario. Pero es importante consultar al médico para determinar el nivel de riesgo.

¿Cuáles síntomas se presentan?

El cáncer de ovario es el asesino silencioso, los síntomas al inicio son imperceptibles o se confunde con otras enfermedades como colitis. Cuando los síntomas son evidentes generalmente el cáncer esta en etapa avanzada.

La sintomatología incluye sangrado vaginal, dolor en la región pélvica o abdominal, inflamación intestinal, dolor en espalda, dificultad para comer o sensación de plenitud después de la comida, cambios en los hábitos del baño, como urgencia urinaria o estreñimiento, aumento o pérdida de peso, falta de energía.

Los síntomas no son específicos por lo que que ante cualquier cambio es recomendable acudir a revisión médica y de manera anual, como parte del chequeo médico, es aconsejable realizar una ecografía transvaginal para valorar ambos ovarios.

¿Cómo se diagnostica el cáncer de ovario?

El estudio del cáncer de ovario corresponde a un examen físico completo en el cual se valora también la prueba de Papanicolaou y estudios de imagen como ultrasonido, tomografía computarizada, análisis de marcadores tumorales en sangre (como el CA-125 que puede encontrarse elevado en esta patología) y, de manera definitiva, la toma de una biopsia del tejido para tener un resultado histopatológico definitivo.

¿El cáncer de ovario tiene cura?

Sí, si se detecta en etapas tempranas. Existen diferentes tipos de tratamiento dependiendo del grado y tipo de cáncer de ovario. La cirugía es el manejo indicado en la mayoría de las mujeres, por lo general se extraen el útero, los ovarios y las trompas de Falopio. Si el cáncer se ha extendido, el cirujano extirpa ganglios pélvicos y paraaórticos para reducir la mayor cantidad de cáncer, que posteriormente tendrá que ser tratado con quimioterapia o radiación.

La importancia de detectar a tiempo el cáncer de ovario radica en la sobrevida, actualmente la sobrevida el primer año después del diagnóstico es de 75%, al quinto año de 44% y al décimo año de 35%. La mortalidad en etapas avanzadas sin detección es del 75% y en etapas tempranas es del 30%.

Recuerda acudir a tus visitas anuales con el ginecólogo, y realizar un ultrasonido pélvico de rutina y vigilancia.

" ["post_title"]=> string(20) "El cáncer de ovario" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(19) "el-cancer-de-ovario" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2017-03-06 11:54:53" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2017-03-06 17:54:53" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(30) "http://www.saba.com.mx/?p=5470" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [5]=> object(WP_Post)#4177 (24) { ["ID"]=> int(5465) ["post_author"]=> string(1) "1" ["post_date"]=> string(19) "2017-03-06 11:29:46" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2017-03-06 17:29:46" ["post_content"]=> string(3633) "

Los pólipos endometriales son crecimientos benignos del mismo endometrio, que es la capa interna del útero.

¿Cuáles son las características de los pólipos endometriales?

  • Son generalmente pequeños de tamaño y son benignos, tienen un porcentaje muy bajo (aproximadamente 0.5-1%) de malignización, es decir, de volverse malignos,  y son más frecuentes en la menopausia.
  • Tienen la característica de ser muy vascularizados, provistos de vasos, y en ocasiones pueden producir hemorragias.
  • Algunas veces llegan a ocupar toda la cavidad endometrial.
  • Los pólipos se presentan en el 10% de las mujeres y se asocian a problemas de infertilidad.
  • Son más comunes entre los 45- 60 años de edad.
  • Pueden ser únicos o múltiples, pediculados, es decir, duros y de aspecto carnoso, o sésiles, con amplia base de implantación, así como de diferentes tamaños.

¿Cómo puedo saber si tengo un pólipo?

En general los pólipos no causan síntomas por lo pequeños que son, pero cuando existen síntomas se presenta sangrado intermenstrual o durante las relaciones sexuales. Asimismo la cantidad de sangrado durante el ciclo menstrual puede ser mayor.

Es importante diagnosticarlos si sospechamos de los síntomas comentados. Para su evaluación, se debe realizar un ultrasonido transvaginal en la primer fase del ciclo menstrual, para poder visualizar la cavidad endometrial y la presencia del pólipo.

El diagnóstico definitivo se realiza por medio de histeroscopia, que es un estudio donde se introduce una cámara vía vaginal hasta la cavidad endometrial, para poder examinarla en su totalidad y ver directamente el pólipo.

¿Por qué aparecen los pólipos endometriales?

No se sabe con exactitud la causa pero crecen cuando hay más cantidad de estrógenos en el cuerpo. Se forman al proliferar focalmente una zona de la capa basal del endometrio. Al tener lugar la repetición de las menstruaciones, la capa de endometrio funcional que lo rodea se desprende y el pólipo se va individualizando a partir de un pedículo.

¿Por qué pueden causar infertilidad?

Los pólipos van a afectar la fertilidad en relación a su tamaño y  localización, esto sucede por que impiden la implantación del cigoto en el endometrio. La tasa de embarazo espontáneo aumenta de un 23% a un 65% tras la realización de la polipectomía o extirpación del pólipo.

¿Cómo se tratan los pólipos?

El manejo de los pólipos debe ser quirúrgico por medio de la histeroscopía, en la cual se podrá visualizar de manera directa el pólipo y extirpar en su totalidad. La polipectomía histeroscópica es una técnica habitualmente sencilla, puede realizarse de manera ambulatoria y sin anestesia. Todo el material retirado debe mandarse a estudio patológico para tener un resultado histológico y confirmar la benignidad del pólipo.

" ["post_title"]=> string(50) "Los pólipos endometriales y el sangrado abundante" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(49) "los-polipos-endometriales-y-el-sangrado-abundante" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2017-03-06 11:35:27" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2017-03-06 17:35:27" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(30) "http://www.saba.com.mx/?p=5465" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(6) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#4047 (24) { ["ID"]=> int(5502) ["post_author"]=> string(1) "1" ["post_date"]=> string(19) "2017-03-17 09:21:01" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2017-03-17 15:21:01" ["post_content"]=> string(19717) "Conoce todo lo que necesitas saber sobre cuidado íntimo, desde los productos qué puedes usar para tu rutina de higiene íntima hasta las afecciones que pueden comprometer tu Zona V, sólo da clic sobre la letra del término que estés buscando. También te recomendamos agregar esta página a tus Favoritos, porque poco a poco iremos agregando nuevos términos. ¿Tienes alguna duda sobre cuidado íntimo y no encuentras la información que necesitas? Escríbele a nuestra experta o envíanos un mensaje privado en Facebook.

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y  Z

A

 

Absceso: Es la acumulación de líquido en un tejido. En el caso de tu Zona V, pueden originarse en las glándulas que se encuentran a cada lado de su abertura, lo que se conoce como Bartolinitis. Consulta sus síntomas y tratamiento aquí.

Alérgenos: Son aquellas sustancias o componentes que pueden provocar una respuesta alérgica en tu Zona V. Por ejemplo, fragancias, aceites, látex o algunas telas.

B

 

Bartolinitis: Es la inflamación de las glándulas de Bartolino, que se encuentran a cada lado de la entrada de la Zona V. Conoce sus síntomas y tratamiento.

C

 

Candidiasis: Es una infección vaginal provocada por la bacteria Candida albicans, también conocida como levadura. Aunque está presente de forma natural en la Zona V, en algunas situaciones puede aumentar su nivel, lo que provoca la infección.

Colposcopia: Una colposcopia es un estudio que se usa para detectar células anormales en el cérvix, el cuello del útero y en las áreas cercanas a este. Se realiza con un colposcopio, que es un instrumento similar a unos binoculares con luz, montado en una base.

Comezón: Es un malestar que puede ser causado por diferentes factores como la depilación, una alergia o infecciones vaginales. Conoce más sobre este síntoma.

Cultivo vaginal: También se conoce como cultivo endocervical. En este procedimiento el médico usa una varilla o hisopo para sacar muestras del interior de la Zona V, auxiliándose con un espéculo para mantener el área abierta y facilitar la exploración. Entre la muestra se encuentran células y secreciones como el moco cervical, que se envían a un laboratorio para identificar una infección.

D

 

Dermatitis vulvar: Se refiere a una afección en la piel de esta zona, caracterizada por piel seca o picor, que en casos más graves también puede presentar síntomas como sarpullido e inflamación.

Existe tanto dermatitis irritativa, que aparece por la exposición a sustancias irritantes, o dermatitis alérgica, provocado por un alérgeno al que la persona afectada ya está previamente sensibilizada.

Depilación: Es el proceso para la eliminación del vello de esta zona. Es importante, antes de decidir si realizarla o no, conocer que el vello púbico tiene algunas funciones específicas para la salud de la Zona V, además de otros factores que aquí te mencionamos.

Ducha vaginal: Es un método que consiste en lavar la Zona V de manera interna, usando una solución especial. Conoce más sobre este método y sus implicaciones.

E

 

Embarazo: Durante esta etapa, la zona íntima experimenta diferentes cambios, por lo que es importante cuidarla con productos que respeten sus características. Conoce cómo seguir una rutina de higiene íntima durante el embarazo.

Flora Vaginal: Se refiere al concentrado de bacterias que viven de forma natural en la región vaginal. Es uno de los componentes que contribuyen a protegerla.

Enfermedad inflamatoria pélvica: También conocida como EIP, por sus siglas, es una infección e inflamación de los órganos reproductivos como el útero y los ovarios. Conoce los factores qué pueden provocarla.

Enfermedades de Transmisión Sexual: También conocidas como ETS, por sus siglas, son infecciones transmitidas por medio de contacto sexual. La sintomatología y efectos pueden variar en cada una.

Examen pélvico: Es una prueba que incluye la exploración de los genitales así como de los órganos femeninos internos, para buscar signos de infecciones u otras enfermedades. Puede incluir también el Papanicolau, que consiste en la extracción de algunas células del cérvix, el cuello uterino.

F

 

Foliculitis: Es la irritación e inflamación de los folículos pilosos, que viene acompañada de síntomas como erupciones en la piel y escozor. Puede ocurrir como resultado de la depilación del vello de esta zona.

Flujo: De acuerdo a la etapa del ciclo menstrual, la Zona V produce una secreción para mantenerse sana. Es una combinación de sustancias, entre ellas, fluido que se filtra a través de las paredes internas de la Zona V, mucosa cervical, fluido del útero, sudor y secreciones de la vulva, células viejas de las paredes internas de la Zona V y bacterias saludables. Conoce más sobre su apariencia y cómo detectar cuando algo no va bien.

G

 

Granitos: Estas lesiones pueden aparecer en los labios de tu Zona V, en su entrada o incluso en su interior. Conoce aquí los factores que los provocan y cómo prevenirlos.

H

 

Hidratación: Beber suficiente agua contribuye a mantener lubricada la Zona V y regula su pH para prevenir olores desagradables.

Higiene: Seguir una rutina diaria de higiene íntima, con productos que respeten las características de la Zona V, es esencial para mantenerla sana, aunque tampoco debe ser excesiva. Conoce aquí cuáles son los elementos que debes incluir como parte de tu rutina de cuidado íntimo.

Humedad: El flujo producido por la Zona V puede provocar una sensación de humedad, pero en algunos casos puede ser abundante. Conoce cuáles son los focos rojos a los que debes permanecer atenta.

I

 

Irritantes: Son sustancias que al entrar en contacto con la piel de tu Zona V provocan irritación. Por ejemplo, suavizantes de telas, detergentes y secreciones corporales. Conoce más sobre la Dermatitis de Contacto Irritante.

Infección vaginal: Cuando la defensa natural de la Zona V se ve afectada o pierde su balance, se pueden producir afecciones con una sintomatología muy variada. Conoce más sobre la importancia de detectarlas.

J

 

Jabón íntimo: Es un jabón especial para la limpieza externa de la Zona V, formulado con ingredientes que contribuyen a mantener su balance natural. Conoce cuáles son sus beneficios y características.

Jabón en barra: Es un producto de limpieza usado en el baño pero cuyas características pueden ser agresivas al entrar en contacto con la piel de la Zona V. Conoce más sobre los riesgos de usarlo como parte de tu rutina de limpieza íntima.

K

 

Kegel: Son una serie de ejercicios para fortalecer los músculos del suelo pélvico. Consisten en apretar los músculos de esta zona simulando el contener la orina y luego soltando, se deben realizar 15 repeticiones diarias.

L

 

Lactobacilos: Forman parte de la flora natural de la Zona V y son consideradas bacterias positivas, porque actúan como defensores para inhibir el desarrollo de bacterias dañinas. Conoce más sobre los componentes que intervienen en la salud de tu Zona V.

Limpieza: La piel de la Zona V es muy sensible, por lo que además de limpiarla con productos específicos, también es importante saber cómo hacerlo. Conoce más aquí.

M

 

Miomas uterinos: También conocidos como fibromas, son crecimientos formados en y alrededor de la pared del útero por células musculares y otros tejidos. Conoce más sobre sus síntomas y formas de diagnóstico.

O

 

Olor: Al igual que el resto del cuerpo, la Zona V también tiene una esencia propia y es completamente normal, pero hay ciertos olores que pueden indicar que existe una infección. Conoce lo que es natural y lo que representa una alerta.

P

 

Papanicolaou: Durante esta prueba, se abren las paredes de la Zona V con ayuda de un espéculo y se extraen células del cérvix, el cuello del útero, con una espátula o cepillo, que posteriormente se envían al laboratorio. Esto permite detectar alteraciones, antes de que se desarrolle el cáncer. Conoce más sobre la importancia de esta prueba.

pH: El pH (siglas de potencial de hidrógeno), es el nivel de acidez de una sustancia en una escala de 0 a 14, con los números más bajos representando mayor acidez. La Zona V debe ser ácida, para inhibir la proliferación de bacterias. Aquí te contamos más sobre los componentes que mantienen el balance de tu Zona V.

Piel: La piel de la Zona V es muy delgada, por lo que es más propensa a lastimarse. Conoce cómo cuidarla.

Pólipos endometriales: Son crecimientos benignos en la capa interna del útero, el endometrio, por lo que son muy vascularizados, es decir, están provistos de vasos sanguíneos. Conoce más sobre sus síntomas y tratamiento.

Protectores diarios: Son un producto de cuidado íntimo diario, para mantener la ropa interior libre de las secreciones producidas por la Zona V. Conoce todo sobre ellos.

Q

 

Quistes: Son bultos que se forman cuando algún conducto se obstruye, formando una cápsula de aire, pus u otra sustancia. Conoce cuáles son sus tipos y cómo se detectan.

R

 

Ropa interior: Es otro elemento básico del cuidado íntimo, pues para evitar que se acumule humedad es importante que permita que la piel respire adecuadamente. Es aconsejable que no sea muy ajustada y que al menos su puente sea de algodón. Conoce otras recomendaciones que debes tomar en cuenta al elegirla.

S

 

Sudor: Al igual que otras áreas del cuerpo, la piel de la Zona V también transpira y no únicamente como producto del calor, sino también por el estrés. Conoce más sobre este tema.

T

 

Toallitas húmedas: Son otro elemento de cuidado íntimo, que ayudan a eliminar la transpiración y los residuos de algunas secreciones de la Zona V. Conoce todos sus beneficios.

U

 

Ultrasonido: Es un estudio que mediante la producción de fotografías de las estructuras internas del cuerpo, ayuda a diagnosticar los problemas que afectan a los órganos como el útero y los ovarios.

Uso externo: El interior de tu Zona V tiene su propio mecanismo de limpieza, por lo que no es necesario usar productos de limpieza interna. Con los productos de cuidado externo es suficiente.

V

 

Vaginitis: También conocida como vulvovaginitis, es una inflamación o infección que puede afectar tanto la Zona V como su interior. Algunos de sus síntomas son dolor, secreciones anormales y mal olor.

Vaginosis bacteriana: Es una infección provocada por una combinación de bacterias, es decir, por una proliferación de bacterias malas. Es la más común en mujeres en edad reproductiva.

Vello: Ayuda a prevenir rozaduras, al evitar la fricción directa entre la piel y la ropa, contribuye a que la Zona V mantenga una temperatura cálida, lo que permite mantener la piel libre de bacterias, y evita que estas entren en la Zona V.

Y

 

Yogurt probiótico: Es rico en lactobacilos, las bacterias “buenas” que se encuentran de forma natural en la Zona V. Puede ser especialmente bueno consumirlo después de un tratamiento, pues hay ciertos medicamentos que matan a los lactobacilos.

Z

 

Zona V: Al hablar de cuidado íntimo, es normal que mencionemos esta área constantemente, pero por diferentes factores, es muy común que exista cierto desconocimiento acerca de las partes que la integran y su apariencia. Consulta este esquema.

" ["post_title"]=> string(23) "ABC del cuidado íntimo" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(22) "abc-del-cuidado-intimo" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(217) "http://www.saba.com.mx/es-bueno-o-malo-depilar-zona-v/ http://www.saba.com.mx/miomas-uterinos-huespedes-indeseables/ http://www.saba.com.mx/jabon-intimo/ http://www.saba.com.mx/para-que-sirven-los-protectores-diarios/" ["post_modified"]=> string(19) "2017-03-17 09:44:18" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2017-03-17 15:44:18" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(30) "http://www.saba.com.mx/?p=5502" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> string(3) "168" ["max_num_pages"]=> float(28) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(false) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(false) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(true) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "f463d35a568ad850782500139a816b49" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(true) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
Pregúntale a la Experta