¿Qué es una toalla femenina?

Una toalla femenina también conocida como compresa, es utilizada como absorbente durante el periodo menstrual. Se usa de manera externa en la zona V , son fabricadas de diversos materiales dependiendo el estilo. Se recomienda cambiarlas cada 4-6 horas para mantener seca y limpia la zona V.

¿Cómo se usa una toalla femenina?

Las toallas se colocan sobre la ropa interior, cuentan con un pegamento adhesivo en la base que se adhiere a la ropa. Es importante que se cambien cada 4 a 6 horas independientemente de lo húmedas que estén, para evitar infecciones vaginales, humedad y malos olores.

¿Cada cuándo debo cambiarme una toalla femenina?

Las toallas femeninas deben cambiarse en medida que las sientas muy húmedas y esto no debe sobrepasar de 4 a 6 horas, para así mantenernos secas y cómodas, prevenir malos olores y el riesgo de contraer una infección vaginal. Recuerda que la zona V es susceptible a guardar humedad, es por eso que te recomendamos cambiarlas constantemente.

¿Cuándo debo usar toallas femeninas nocturnas?

La cantidad de sangre que se pierde en la regla es variable en cada mujer, aproximadamente se pierde 30-80 ml. Sin embargo, hay mujeres que pierden más que eso. La cantidad de sangrado es distinto en los diferentes días de la menstruación, por eso es importante escoger el producto adecuado para esos días según tus necesidades Las toallas nocturnas son más largas y gruesas que las normales, y te ayudarán en los primeros 2-3 días cuando la cantidad de sangrado es más abundante, para dormir con tranquilidad y evitar accidentes por su mayor protección.

¿Cuántos tipos de toallas femeninas existen?

Existen varios tipos de toallas, dependiendo de su capacidad de absorción desde ultra delgadas, delgadas, normales y nocturnas (flujo abundante). Existen toallas con alas y sin alas. Así como protectores diarios para los últimos días del ciclo. Cada empaque de toallas cuenta con la marca que indica el nivel de flujo capaz a absorber, para poder guiarte y elegir la mejor de acuerdo a tus necesidades.

¿Cómo debo escoger la toalla adecuada para mí?

La elección de las toallas femeninas dependerá del día del ciclo en el que te encuentres, ya que el primer día es escaso, pero entre el segundo y cuarto día el sangrado es abundante. Existen diferentes opciones en cuanto al grado de absorción de la toalla. Durante las noches, las toallas nocturnas son una excelente opción.

¿Qué es mejor?, ¿una toalla femenina o un tampón?

Ambas opciones son buenas, y se utilizan para lo mismo (absorción), la diferencia radica en que los tampones deben ser introducidos en tu Zona V y las toallas son de uso externo. Ambas deben ser cambiadas cada 4 a 6 horas para evitar infecciones vaginales y mayor humedad en la zona V. Tu elección depende mucho de tu preferencia y las actividades diarias que realices.

¿Qué es un tampón?

Es un artículo de higiene íntima en forma de tubo, con un núcleo comprimido de material absorbente recubierto por una malla. Tiene un aplicador formado por dos tubos de plástico, uno interior y otro exterior, que permiten la colocación del mismo sin necesidad de tocarlo con las manos.

¿Cómo se usa un tampón?

Se coloca en tu Zona V, introduciéndolo hasta el fondo para absorber los fluidos de la misma. Hay diferentes grosores, dependiendo de la cantidad de flujo. El tampón cuenta con un hilo terminal que sobresale de tu Zona V y te ayuda a retirarlo posteriormente.

¿Cada cuándo debo cambiarme el tampón?

Al igual que las toallas femeninas el tampón debe ser cambiado de 4 a 6 horas para evitar mantener húmeda la zona V y favorecer infecciones vaginales, malos olores e incomodidad, pero también para evitar accidentes y manchas en tu ropa, recuerda que los tampones también tienen grado de absorción, si dejas uno demasiado tiempo podrá ser que su funcionamiento no sea el adecuado.

¿Cuántos tipos de tampones existen?

Existen diferentes tipos dependiendo del grado de absorción que necesites, y esto cambia su grosor. Puedes encontrar en el mercado tampones para flujo leve, moderado o abundante, no importa el modelo que elijas debes recordar cambiarlos cada 4 a 6 horas.

¿Cómo debo escoger el tampón adecuado para mí?

Se debe elegir dependiendo la cantidad de sangrado en el ciclo menstrual y el día en el que se encuentre. En días de mucho sangrado, el tampón debe ser de absorción abundante. Recuerda cambiarlo cada 4-6 horas.

¿Qué hago si se atora el tampón?

Primero debes guardar la calma, el tampón cuenta con hilo terminal que sale de tu Zona V para ser jalado y retirado, si eso no sucede puedes intentar introducir tus dedos índice y pulgar para jalarlo desde la base o acudir con tu médico ginecólogo para que te ayude a retirarlo.

¿Qué hago si se desprende el hilo del tampón?

Puedes intentar retirar el tampón con tus dedos índice y pulgar jalándolo desde la base. Es importante que adoptes una posición cómoda ya sea sentada o acostada.

¿Qué pasa si me pongo mal el tampón?

Si colocas mal el tampón, es decir, que no lo introduzcas en su totalidad y quede una parte de fuera de tu Zona V, lo más frecuente es que sientas dolor vaginal o incomodidad, para esto te recomendamos que lo retires y vuelas a colocarlo, asegurándote de introducirlo hasta el fondo de tu Zona V.

Si me pongo un tampón, ¿pierdo la virginidad?

Debemos recordar que el himen es una membrana fina que está situada aproximadamente a 1 cm de la entrada de la vagina. Su función es cerrar parcialmente la entrada, tiene perforaciones en el centro con el fin de permitir el paso de la sangre durante el ciclo menstrual. La pérdida de la virginidad se produce con el desgarro de ésta durante el primer encuentro sexual. El himen no tiene ninguna función biológica, es muy elástico, y puede mantenerse intacto incluso tras los primeros encuentros sexuales. Por lo tanto, es erróneo relacionar la pérdida de la virginidad con la rotura de esta membrana. Debes preguntarte: 

Si el himen funciona como una barrera, ¿un tampón no podría romperla? La respuesta es no, ya que tiene un orificio para que pase el flujo menstrual. Esa abertura es lo suficientemente grande como para insertar un tampón. Podría ocurrir que el orificio fuera demasiado pequeño como para que pase el tampón. Si este es el caso, es mejor no insistir y recurrir a toallas sanitarias. La pérdida de la virginidad implica tener relaciones sexuales, es importante que sepas que la utilización de tampones vaginales no robará tu primera vez. Si hay dudas, es aconsejable que acudas a una cita con tu ginecólogo.

¿Es cierto que debo utilizar ropa interior de algodón?

La ropa interior de algodón disminuye el riesgo de infecciones en la Zona V ya que crea menos irritación, nos protege de la humedad, es hipoalergénica, ofrece una mejor ventilación, regula el PH vaginal, está libre de químicos y tiene mayor durabilidad. Son muchas las ventajas de utilizar ropa de algodón.

¿Debo usar jabones especiales para mi Zona V?

Es muy recomendable utilizar jabón íntimo para tu zona V, ya que contienen ácido láctico lo cual ayuda a regular el pH vaginal que es ácido de 4.5, ayudando a el crecimiento de las células de defensa vaginal (lactobacilos) y con esto reducir de manera importante la incidencia de infecciones vaginales, mal olor e incomodidades.

¿Para qué sirven los protectores diarios?

Los protectores diarios se utilizan en los últimos días del ciclo cuando el sangrado es escaso y de manera diaria para evitar la humedad de la Zona V, debido al flujo transparente, hialino, sin olor, secundario a la secreción de las glándulas vaginales como lubricación normal, esto evita que se manche tu ropa interior y que existan malos olores. Debes cambiarlos 3 veces al día.

¿Se llaman protectores diarios porque deben usarse a diario?

Sí, ya que nos ayudan a mantenernos limpias y secas de la Zona V. No solo libran la humedad, también los fluidos naturales y normales que tiene esta zona. Nos mantienen más secas y cómodas, libres de malos olores. No debes olvidar cambiarlos 3 veces al día para evitar infecciones vaginales.

¿Cuándo debo usar protectores diarios?

Al final del ciclo menstrual son recomendados ya que el sangrado es escaso. Y también de manera diaria para evitar malos olores y mantener seca la Zona V. Debes cambiarlos 3 veces al día para evitar infecciones vaginales.

¿Qué son los jabones íntimos?

Son un artículo de higiene íntima que contiene ácido láctico, para la limpieza diaria externa de la Zona V.

¿Para qué sirven los jabones íntimos?

Por su composición de ácido láctico, nos ayudan a mantener el pH vaginal ácido es decir de 4.5 a 5, esto favorece el crecimiento de los lactobacilos que son las células de defensa vaginal y evitan infecciones vaginales.

¿Cuándo debo usar los jabones íntimos?

Se deben utilizar de manera diaria en la rutina de higiene íntima, para disminuir el riesgo de infecciones vaginales, además que te hacen sentir más fresca y cómoda todos los días.

¿Es malo que no use jabones íntimos?

Si se utilizan otros jabones perfumados o con olor, es más factible que el pH vaginal se modifique y existan infecciones. Por eso es recomendado que se utilice un jabón íntimo.

¿Debo introducir jabones íntimos a mi Zona V o sólo usarlos por fuera?

No. Las duchas vaginales están contraindicadas, el uso del jabón íntimo es externo, lavando muy bien todos los componentes de la Zona V.