Conoce los diferentes tipos de incontinencia que existen

¡Sí! Es más común de lo que crees.

Las mujeres de cualquier edad pueden sufrir incontinencia urinaria, pero es más frecuente en mujeres mayores. Esto se debe principalmente a los cambios hormonales durante la menopausia. Más de 4 de cada 10 mujeres mayores de 65 años tienen incontinencia urinaria.
 
Que sea tan común, no significa que no le debes prestar atención a esas gotitas de orina ocasionales, ya que pueden ser parte de algo más que debes revisar. Hoy te explicaremos los diferentes tipos de incontinencia para que descubras e identifiques si tienes uno de ellos y puedas consultar tu gine. 
 
La incontinencia urinaria es la pérdida involuntaria de orina. La intensidad abarca desde perder orina ocasionalmente cuando toses o estornudas hasta tener una necesidad de orinar tan repentina y fuerte que no llegas al baño a tiempo.
 
Algunos tipos son:

Por esfuerzo.

Cuando haces un esfuerzo físico como toser, estornudar, reírte, hacer ejercicio, cargar algún objeto pesado, etc., puede ocasionar la salida involuntaria de algunas gotitas. En las mujeres, una lesión a los nervios o al tejido durante el parto puede debilitar los músculos del piso pélvico o del esfínter. La incontinencia urinaria por esfuerzo a causa de esta lesión puede comenzar inmediatamente después del parto o puede ocurrir años después.

Por urgencia.

Cuando no puedes retener la orina el tiempo suficiente para llegar al baño, es posible que tengas que orinar con frecuencia, incluso durante toda la noche. Suele estar relacionado con enfermedades degenerativas como Alzheimer, Parkinson, diabetes, etc.

Funcional.

Cuando tienes una condición que limita tu capacidad para moverte y llegar pronto al baño.

Psicógena.

Está asociada a estímulos externos que afectan a los sentidos, como el frío o el sonido del agua; a emociones fuertes y repentinas, como sentir miedo; también a fobias y manías.

Rebosamiento.

Sucede cuando se pierden pequeñas cantidades de orina debido a que la vejiga no se vacía por completo.

Vejiga hiperactiva.

Cuando sientes la necesidad de ir constantemente, si no puedes controlar la urgencia puede haber goteo.

Mixta.

Es una combinación entre incontinencia por esfuerzo y por urgencia.

Por estrés.

Es un problema que afecta tanto a hombres como a mujeres, comúnmente aparece después del parto o menopausia en mujeres y en hombres suele aparecer por causa del tratamiento de cáncer de próstata o prostatectomía radical.

Por eso nuestros protectores Saba® Diarios + Protección pueden con todo. Gracias a su doble absorción, pueden no solo con las secreciones y el flujo diario, sino también con goteos repentinos de orina. Pruébalos y siente la libertad de sentirte cómoda todos los días.