Básicos para hablar con tu hija del noviazgo
Saba® te informa.

Aunque sea difícil de aceptar, llegará el día en el que tu pequeña niña te dirá “mamá/papá tengo novio”.

Tu corazón y mente van a querer entrar en pánico, ¡pero calma! Lo mejor que puedes hacer es hablar con tu hija sobre lo que implica tener una relación y guiarla en esta experiencia. Para que esta noticia no te llegue de sorpresa y sepas qué hacer, te dejamos estos básicos:

  • Permítele vivir y aprender: Prohibirle ciertas cosas puede generar una rebeldía innecesaria, lo mejor que puedes hacer es hablar con ella y que te vuelvas una persona de confianza para que tu hija comparta detalles de su relación contigo.
  • Refuerza la relación con tu hija: Compartir ciertas experiencias propias puede ayudar a mejorar la relación y la comunicación con tu hija, así será más fácil que escuche lo que tienes que decir.
  • Aconseja: Siempre está bien hablarle a tu hija de los errores que se deben de evitar en una relación y a qué debe de estar atenta.
  • Principios: Hablar de los valores y su importancia dentro de una relación puede ayudar a tu hija a estar mejor orientada, por ejemplo, fidelidad, respeto y honestidad.
  • Habla con tus consuegros: No te preocupes, no es para planear una boda ni hablar del futuro de las familias, es sólo una forma en la que ambas familias pueden proteger a sus hijos, sólo recuerda no llegar a ser invasivo.
  • Sexualidad: Es súper importante platicar sobre esto, ya que la sexualidad es un tema que muy probablemente estará presente en la relación, hablarle de sexo y orientarla la ayudará a tomar decisiones informadas y responsables.
  • Respeto: Si tu hija ve el respeto entre sus padres será mucho más fácil para ella entender este concepto. Ella aprenderá cómo respetar a su pareja y cómo darse a respetar.

Piensa en cómo se siente tu hija y en cómo te hubiera gustado a ti que reaccionaran tus papás cuando les comentaste sobre tu primer novio. Llévalo con calma y alegría, haz que tu hija se sienta cómoda de compartir sus experiencias contigo y así hacerle el camino más fácil.

Sigue la rutina de cuidado íntimo diario