Es natural sentirse un poco frustrada o preocupada la primera vez que intentas insertar un tampón, pero pronto entenderás cómo hacerlo fácilmente. Los tampones vienen en un rango de tamaños de acuerdo a los niveles de absorción adecuado para los diferentes tipos de flujo, de ligero a abundante. Empieza con un tampón pequeño si estás usando tampones por primera vez y ve si te funciona.

Primero, lava bien tus manos. Si estás preocupada sobre cómo insertar un tampón correctamente es una buena idea revisar primero en dónde debe ir. Con la ayuda de un espejo y tus dedos encuentra tus labios vaginales -son los bordes de tu vagina que cubren la entrada. Entre éstos es donde deber insertar el tampón.

Después, saca el tampón de su envoltura y desenreda el cordón – esto es importante para poderte quitar el tampón después. Ahora toma el tampón con el cordón por debajo y encuentra una posición cómoda – parada con un pie sobre la taza del baño o en cuclillas es buena opción.

Ahora relaja los músculos en tu vagina – son los que te ayudan a retener la orina. Si aprietas estos músculos es mucho más complicado insertar un tampón. Respira profundamente. Exhala y separando tus labios vaginales encuentra la entrada de tu vagina y gentilmente empuja el tampón hacia adentro en dirección hacia tu espalda baja (en lugar de completamente hacia arriba). Gentilmente acomoda el tampón en su lugar con el cordón por fuera de tu vagina. 

Una vez que el tampón esté adentro no deberías sentir incomodidad. Si te molesta es porque el tampón no está donde debe ir y probablemente debas empujarlo un poco más hacia adentro o sacarlo e intentar otra vez con un nuevo tampón. Sabrás cuando el tampón esté colocado correctamente porque no vas a sentirlo. Y no te preocupes, un tampón no puede ir demasiado adentro ya que la entrada al útero es demasiado pequeña como para que pase. No te olvides de lavar bien tus manos después de colocarlo.


• Lava tus manos y revisa dónde debe ir el tampón ayudándote de un espejo y tus dedos.


• Saca el tampón de su envoltura y desenreda el cordón.

 

• Encuentra una posición cómoda, por ejemplo con un pie en la tapa de la taza del baño.

 

• Separa tus labios vaginales y gentilmente empuja el tampón hacia el canal vaginal con dirección hacia tu espalda baja.

 

• Acomoda el tampón en su lugar con el cordón por fuera de tu vagina.

 

• Lava bien tus manos después de colocarlo.

¿Cómo quitarte un tampon?

1. Jala el cordón gentilmente

2.     Tira el tampón en un bote de basura o en el innodoro

4.     Recuerda cambiar tu tampón cada 4 horas