¡Te aclaramos 5 mitos acerca de tu vagina!
Saba® te informa.

No es ningún secreto que el cuerpo de las mujeres ha causado controversia y misterio desde tiempos inmemorables, y es que durante muchísimos años estudiar y hablar acerca de nuestra anatomía fue considerado un gran tabú.

Pero afortunadamente la situación cambió y en la actualidad tenemos una enorme variedad de fuentes de información a un click de distancia💓.

Queremos que no te quedes con ninguna duda o mito de esta parte tan especial y característica de nosotras: La vagina. ¿Lista?

Mito #1: Huele mal

¡No es verdad! Al igual que el resto de tu cuerpo, tu vulva tiene una esencia propia y esto es completamente natural, incluso el olor varía en las diferentes etapas de tu ciclo menstrual. Eso sí, si notas un cambio drástico en tu olor vaginal, acompañado de cambio de color en el flujo, comezón o irritación, te sugerimos revisarlo con un experto, ya que ciertos olores pueden ser síntomas de infecciones como la vaginosis bacteriana.


Huele mal

Mito #2: Sangra cuando tienes relaciones sexuales por primera vez.

Aunque algunas mujeres sangran la primera vez que tienen relaciones sexuales, hay otra gran mayoría que no. La hemorragia asociada a la primera penetración está causada por el estiramiento del himen (no, no se rompe, se estira), pero muchas veces este ya se ha estirado previamente durante otras actividades de la infancia, como montar en bicicleta o hacer gimnasia, ¡o incluso tal vez naciste sin himen! El sangrado no es siempre indicativo de que se han tenido relaciones sexuales. Así que si tú no sangras, no te asustes.

Mito #3: Duele mucho la primera vez.

Esto tampoco es verdad. Si el himen se estira durante la primera relación sexual, puede causar un poco de dolor. Pero desde luego no es el dolor horrible ni insoportable con el que te aterrorizaron tus hermanas mayores. La culpable del dolor es en realidad la sequedad vaginal, algo que en realidad puede pasar en cualquier momento, no sólo durante la primera vez.


Dolor la primera vez

Mito #4: Mi vulva tiene que estar depilada.

No, no y no. Si te gusta ir al natural, pues al natural. Si prefieres recortar un poco o todo tu vello, también está bien. La depilación es una decisión personal que no debe ir ligada con ningún tipo de presión o estereotipo, recuerda: tu vulva, tu elección.


Depilada

Mito #5: Sólo hay un tipo de vulva.

Pues no. Es muuuuy poco probable que dos vaginas o vulvas que tengan el mismo aspecto. El tono de la piel, la forma y el tamaño de los labios, los hábitos de aseo y otros pequeños detalles hacen que existan innumerables variaciones en el aspecto vaginal. Lo único a lo que debes prestar atención es a cualquier bulto o enrojecimiento que aparezca en esta zona. Si no hay nada de esto, la apariencia de tu vagina será siempre saludable y excelente.


Vaginas deserve respect

Sigue la rutina de cuidado íntimo diario